OpiniónOpinión Nacional

México y el revocatorio

Al igual que en nuestro país, en México se debate en estos días sobre la celebración de un referéndum revocatorio presidencial. La diferencia es que el de la nación azteca es promovido por diversos sectores democráticos con el beneplácito del  Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien el pasado 21 de diciembre de 2021 ante  el fallo de la Suprema Corte que reactiva la consulta para la revocación del mandato expresó:  “fue una muy buena decisión porque no se debe obstaculizar la democracia ni violar la Constitución”. Aquí  la consulta es promovida por una agrupación de ciudadanos, comprometidos con el rescate de la democracia y del bienestar de nuestros compatriotas, pero con la abierta oposición de la cúpula gobernante.

La declaración de rechazo al Referéndum Revocatorio Presidencial,  en nuestro país, ha sido ya anunciada por el Vice Presidente del PSUV, Diosdado Cabello, quien de forma tajante afirmó: “…..nosotros no estamos negociando nada que tenga que ver con el Referéndum…..: porque muy claro tenemos nosotros, dentro del chavismo,  que nosotros no queremos Referéndum….”

El tema no es que  la camarilla gobernante quiera o no  referéndum, el tema es que estamos frente a un derecho constitucional, establecido en el artículo 72 de la constitución, y si ellos llaman a respetar la letra y el espíritu de la Carta Magna están obligados a respetar ese derecho.

Diosdado dice que “el chavismo no quiere referéndum”. Miente una vez más, quienes no lo quieren son los integrantes de la cúpula, pero  cada día son más los sectores del chavismo que se vienen pronunciando a favor de respetar este derecho y cada día son más los que desean participar en su activación.

Tan es así, que un grupo de ex ministros de Chávez, encabezados por el Ex  Vice Presidente de la República Héctor Navarro han solicitado también ante el CNE, la activación de este derecho político de los ciudadanos.

Aquí podemos, entonces, apreciar la diferencia entre el gobierno de México y el gobierno de Venezuela. Mientras López Obrador muestra su beneplácito porque se podrá celebrar el evento en su país, aquí Diosdado dice que no lo quieren y afirma que no lo están negociando. 

Olvida el Sr. Cabello el acta firmada, el 14 de agosto del 2021, precisamente en Ciudad de México, entre la delegación del gobierno y la de la oposición,  como marco para adelantar un proceso de negociación política que le de salida a la tragedia en la cual nos encontramos. En dicho documento una de las cláusulas dice lo siguiente:

Dispuestos a acordar las condiciones necesarias para que se lleven a cabo los procesos electorales consagrados en la Constitución, con todas las garantías”

De modo que no se trata de negociar nada, primero porque el derecho a revocar no es negociable. Los derechos humanos, y entre ellos, los derechos políticos no se negocian, se exigen. Y en segundo lugar porque el régimen está comprometido ante el mundo a otorgar “garantías” para la realización de las elecciones previstas en la constitución. Y nadie puede negar que el referéndum revocatorio está previsto en nuestra carta magna.

En consecuencia  la tarea de esa instancia es acordar “las condiciones” para su realización con todas las  “garantías” y cumpliendo fielmente los principios establecidos en la constitución para el ejercicio de los derechos humanos y para la celebración de los procesos electorales.

Esos principios fundamentales para el ejercicio de esos derechos son: trasparencia, seguridad, no discriminación, igualdad ante la ley y plena vigencia de los derechos civiles para el libre desenvolvimiento de los actores políticos con respeto a la ciudadanía que se pronuncia y moviliza en el ejercicio de sus derechos.

En todo caso, más allá que Maduro reanude o no la citada mesa de negociación, el Consejo Nacional Electoral tiene por mandato del mismo texto constitucional la obligación de tramitar el derecho, dictando las normas transitorias, adecuándolas a las actuales circunstancias socio políticas a los fines de permitir a la ciudadanía expresar su voluntad.

Está una vez más a prueba la voluntad de los señores rectores del Poder Electoral de mostrar ante nuestra nación y ante el mundo, su talante democrático y su respeto por el orden jurídico, que conlleva un escrupuloso respeto a los derechos políticos de los ciudadanos.

Los próximos días y meses nos mostraran con los hechos esa voluntad. Para eso hemos acudido ante el CNE, pero además porque por nuestra formación jurídica y política creemos que los derechos deben exigirse en todo momento, aún a riesgo de que el poder los desconozca. Solo exigiendo, tramitando y luchando por su aplicación es posible lograr su vigencia.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba