OpiniónOpinión Nacional

Ni balas ni votos

Ya terminó la época en la que el gobierno decía que la crisis era un invento de los medios golpistas. Está superado el momento en que un ministro se atrevía a decirle a la gente que los anaqueles estaban llenos de productos (y hasta se los mostraban en un local relleno previamente por ellos para la toma de TV) cuando quienes lo miraban atónitos habían paseado toda la ciudad sin conseguir nada. Ya no tratan de convencer a las amas de casa que la inflación es un problema perceptual, ni a los trabajadores que la crisis de sus empresas es mentira, con la tesis alternativa de que: «vamos camino a ser una gran potencia mundial», sin aclarar que previo a esa situación esplendorosa tenemos algunos problemitas para abastecernos de leche, aceite, azúcar y papel toilette.

No, ahora estamos en la fase en la que mejor hablamos de política, de barricadas, guarimbas, conspiraciones internacionales y magnicidios. Un juego de niños en comparación a los costos políticos de tener la economía colapsada y que la gente se centre en eso.

Las encuestas muestran que los problemas económicos se han adueñado de la preocupación de los venezolanos y los modelos estadísticos concluyen que son esos problemas los que explican la caída en soporte popular del Presidente, mientras que el impacto de las protestas radicales más bien atenúa y contrarresta los costos políticos de la crisis económica.

Pero, ¿cómo es eso que protestar contra Maduro puede ser bueno para su popularidad? Lo clave para entender este fenómeno contra intuitivo, es que no se trata de la protesta sino del tipo de protesta. El 65% de los venezolanos están de acuerdo con protestar pacíficamente y encuentran mil razones para hacerlo (y podríamos agregarles mil más), pero al preguntarles por la protesta caracterizada por el bloqueo de calles, la quema de bienes y las guarimbas, el nivel de rechazo es tan contundente como 75% de la población, mientras que sólo 12% las aprueba, independientemente de la posición política y el respaldo o rechazo al gobierno que tengan los encuestados.

La población rechaza la violencia en todas sus expresiones, pero además no entiende el camino propuesto por quienes plantean «la salida», primero autoflagelándose en sus propias urbanizaciones y ahora explicando que en realidad lo que se pide es que Maduro renuncie, una demanda tan constitucional como el derecho de Maduro de tirarle una trompetilla. Pedida la renuncia y rechazada explícitamente, ¿qué viene ahora?

Pero en el medio de este merequetén, la crisis económica continúa y el gobierno toma decisiones a paso de morrocoy, mientras el deterioro económico corre como gacela. El efecto neto es desfavorable a Maduro, quien cae más de 10 puntos entre noviembre y abril, pero se mantiene en el entorno del 40% y paró su tendencia de caída. Entonces uno piensa en la estrategia radical y se pregunta: ¿qué estás haciendo, Harry? No te das cuenta que con 40% de respaldo, el control de las instituciones, la plata, los medios, las armas y el poder, Maduro tiene la capacidad de pulverizar las acciones radicales, como en efecto está pasando, mientras que en cambio, sin resolver la crisis, le es imposible ganar una elección, ni que le den los cinco puestos del CNE al mismísimo jefe de estrategia del PSUV. ¿No entiendes que la preocupación más grave del gobierno es la pérdida de su mayoría electoral y no un resquebrajamiento del apoyo militar? ¿Qué parte no entiendes en la ecuación que indica que la oposición tiene votos que le preocupan al gobierno, pero no balas para plantearse una guerra? Claro, pero si algunos grupos minoritarios radicalizados no tienen ni balas ni votos, entonces ¿de qué estamos hablando?

(ElUniversal.com)

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba