OpiniónOpinión Nacional

No a la venta de CITGO

Afortunadamente, estudiamos nuestros grados elementales y medios en los años en los que la educación y la instrucción eran de mucho mayor calidad que las que, generalmente, se “malimparten” hoy. Luego nos dedicamos a estudiar ingeniería.

Además, invertimos muchas horas por día, todos los días, en leer informaciones diversas y ponernos como tarea el análisis de las distintas situaciones del acontecer nacional e internacional.

No tenemos ni el conocimiento ni el criterio necesarios para acometer el análisis de una decisión tan técnica como la de mantener o desprenderse de un activo como el que representa la propiedad de CITGO, empresa petrolera radicada en los Estados Unidos de Norteamérica que le permite a su propietario, PDVSA, acceder al mejor y mayor mercado petrolero internacional y refinar nuestro pesado y sulfuroso petróleo en refinerías que se han preparado, deliberada y estratégicamente, para hacerlo.

Recordamos que Petróleos de Venezuela, en los años en los que era una de las empresas descollantes del sector, decidió internacionalizar sus operaciones tomando la totalidad de las acciones de CITGO y la mitad de la propiedad de VEVA OIL, empresa alemana que nos permitía una importante presencia en el mercado europeo. Esta última fue vendida hace varios años.

Las inversiones que reciben el nombre de estratégicas y se planifican en plazos denominados largos, son actividades medulares para el patrimonio de quienes los realizan. PDVSA, en los años en los que se manejó con criterio empresarial, tomó la decisión, por demás acertada, de tener presencia en los dos mercados más importantes del concierto occidental, los EEUU y Europa y hacerlo, refinando nuestro petróleo. Así garantizó un mercado estable y rentable para nuestro producto fundamental. Los resultados se pueden analizar a la luz de los estados financieros históricos, más también es necesario tomar en cuenta los factores estratégicos que no vienen reflejados en ellos.

Recordamos como si fuera ayer que el difunto, cuando en 1999 realizó un extraño juramento que no fue tal, planteó la necesidad de destruir todo el aparato democrático venezolano para implantar lo que en esa oportunidad no reconoció, pero que fue el inicio de la importación del comunismo con su llamada versión del siglo XXI, ofreció expresamente “construir sobre las cenizas” del sistema político, económico y social de Venezuela, pero transcurridos más de quince años, solo podemos concluir que continúa la destrucción.

Podemos y nos interesa analizar otras vertientes de la situación planteada.

Se escucha que Venezuela ha agotado sus recursos en monedas fuertes. Las incomprensibles dádivas comunistas a los corifeos latinoamericanos y la corrupción hicieron caída y mesa limpia en la caja de los venezolanos. Hemos despilfarrado cantidades impensables e imposibles de determinar en los quince años más recientes, pero el precio que se estima se puede lograr de nuestro valioso activo es apenas un pequeño rasguño en la inmensa deuda nacional e internacional.

También se habla del riesgo de embargo sobre esos activos como consecuencia de las demandas de empresas competidoras de PDVSA que intervinieron en nuestra industria y fueron maltratadas por nuestros administradores. Si esa fuera la razón, creemos que Venezuela estaría actuando como nación maula.

Como ciudadano de Venezuela y sin los conocimientos técnicos y políticos necesarios para opinar con profundidad, nos inclinamos por mantener su propiedad, votamos por un  rotundo NO a la venta de CITGO. Es nuestro derecho como venezolanos.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar