OpiniónOpinión Internacional

No las tiene fácil Colombia

Colombia se encuentra en un pico de la evolución de la pandemia. En el país vecino los casos de contaminación siguen aumentando considerablemente desde el pasado 1 de junio cuando se superó la barrera de los 2.000 por día. Hasta esta hora han sido víctimas del virus por haberlo contraído cerca de 77.000 personas de los que 43.238 son positivos masculinos y 33.875 femeninos. Los casos activos a esta hora son 44.500.

Lo anterior nos ilustra elocuentemente sobre la fuerza con la que el COVD 19 impactó a nuestros hermanos colombianos. Desde su inicio todas las fuerzas vivas del país se han involucrado activamente en hacer aportes para contener el contagio, de manera de conseguir aliviar a la población de sus secuelas y en fortalecer el sistema de salud. Sin embargo, al igual que en otros países y regiones, la devastación del mal toca a toda la dinámica nacional. Todos los centros de investigación y de proyecciones económicas han estado intentando visualizar la talla del impacto en los aspectos macro de la evolución nacional y el efecto residual que ello dejará en la sociedad.

Un completo trabajo del diario La República reseña que son cinco los principales impactos que el país ha estado enfrentando: menor consumo, mayor desempleo, caída de la renta petrolera, crecimiento del déficit y deterioro de las calificaciones de riesgo, son consecuencias del virus.

En efecto la larga cuarentena impuesta por las autoridades para detener el contagio lo primero que hizo fue afectar sensiblemente al consumo, uno de los pilares la estabilidad de la economía neogranadina por su contribución al crecimiento del PIB. De mantenerse la contracción del gasto que ya se manifestó el Producto Nacional colombiano caería, por este solo motivo un 0,4%.  

Otro tema inquietante es el desempleo porque también los futurólogos están esperando que crezca hasta alcanzar un 19,5% cuando la perspectiva de este año 2020 era la de una tasa de desempleo de 13%

La caída dela renta petrolera y el crecimiento del déficit están claramente asociadas. Un menor ingreso petrolero por des-consumo internacional o por debilidad en los precios del crudo también horadarán las finanzas estatales. Los números del año 2020 se habían calculado sobre la base de un precio del barril de crudo de 60$/barril.

Nada en el panorama cercano hace pensar en una rápida recuperación de las variables económicas impactadas por el encierro social. Sobre todo porque lo que se logra atisbar en el panorama es que la cuarentena tendrá que seguir siendo el arma más utilizada como antídoto a una contaminación creciente.  

Para el momento actual en que el mundo ya superó los 9.4 millones de casos de coronavirus, que se están produciendo rebrotes en muchos países desarrollados lo que se está viendo en Colombia es que el país cerrará este año con al menor una caída del Producto de al menos un 3%.

De todo lo anterior hay que concluir que los mayores esfuerzos se seguirán efectuando en la conservación del empleo y en suavizar los ingresos de los ocupados y ello hay se motorizará a través de unapoyo gubernamental a la actividad empresarial Los sectores más afectados representan 7,4 millones de empleos o un tercio de la ocupación total del país.

El Gobierno de Iván Duque ha implementado un plan de ayudas para las personas más vulnerables, ha asignado recursos importantes a la salud y dispuesto líneas de apoyo a las empresas. Sin embargo todo ello resultará insuficiente si llega a haber un retroceso en el control sanitario.

No las tiene fácil Colombia

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar