OpiniónOpinión Nacional

No respetan

José Dionisio Solórzano

Los diputados del Consejo Legislativo del estado Anzoátegui siguen adelante con el mismo guión y con la misma estrategia trazada hace un año y siete meses atrás.

Los diputados regionales, que en su 99% son afectos al régimen y militantes del Psuv o de partidos afines, solo tienen una tarea política que cumplir, que no es otra que boicotear la gestión de la Gobernación de Anzoátegui.

A los legisladores no les bastó con reconducir por segundo año consecutivo el presupuesto, dejando al Gobierno regional con el mismo monto de funcionamiento que en el año 2017, sino que se empeñan, quincena tras quincena, en demorar el pago de los sueldos, salarios y demás compromisos que le corresponde a los trabajadores de la Gobernación.

Los parlamentarios estadales retardan las sesiones con el propósito de lograr que la masa laboral se moleste con Antonio Barreto Sira, lo que es, a todas luces, una jugada política cruel y despiadada no en contra el Gobernador, sino en contra de los casi 30 mil trabajadores dependientes del gobierno anzoatiguense.

Pablo Cariaco, presidente del Cleanz, en su afán desmedido de ser el próximo abanderado del Psuv para la Gobernación, ha desatado una estrategia de dilaciones de los créditos adicionales en un intento desvergonzado de revolver los ánimos dentro del Palacio de los Jardines.

Los diputados saben que la Gobernación no cuenta con los recursos para el pago de la nómina, esto debido a que ellos no quisieran aprobar el Proyecto de Presupuesto presentado por la Gobernación, el cual fue elaborado por un equipo técnico de valía incuestionable.

Y, ¿por qué lo hicieron? Simplemente para usar cada quincena y la aprobación de los recursos para los trabajadores como una especie de puñal colocado en la garganta de Barreto Sira. Su objetivo es hacer que la masa laboral acuse al gobernador de no saldar sus compromisos.

No obstante, como decíamos cuando éramos niños en el patio del colegio: “trampa sale”… Ya muchísimos trabajadores saben que la traba para el adecuado y a tiempo pago de sus salarios está en el Consejo Legislativo del estado Anzoátegui.

Incluso, uno de los líderes sindicales de la Gobernación José “Cheo” Hurtado en una improvisada asamblea en el patio interno de la Gobernación dijo: “no podemos permitir que los diputados utilicen a los trabajadores para sus retaliaciones políticas”.

Y sí, es justamente lo que está ocurriendo. Pablo Cariaco, en su afán de competir por el liderazgo rojo en el estado, contra el alcalde de Barcelona, Luis José Marcano, le pasa por encima al sufrimiento, al hambre y a la necesidad de miles de anzoatiguenses que laboran en la Gobernación.

Sin duda, los diputados del Cleanz no respetan a los trabajadores, no respetan a Anzoátegui, no respetan nada.

@jdionisioss

Fundado hace 23 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar