OpiniónOpinión Nacional

Notas sobre ética y poder…el caso Maduro

Una causa para destitución del cargo puede existir cuando no hay delito contra la ley positiva, así como cuando el individuo no está capacitado para ejecutarlo, por razones de inmoralidad, imbecilidad o mala administración
» Georges Curtis, abogado e historiador norteamericano.1889. Citado por Irvin Wallace en el libro «El hombre»

¿Es acaso el poderoso susceptible de un reclamo ético? Para intentar responder quisiera traer una frase que se repite como un lugar común; “Las instituciones son la personalidad de los hombres que las encarnan” y ciertamente, no es comparable la Presidencia de Nicolás Maduro a aquella de Rafael Caldera o a la de Luis Herrera o a aquella de Rómulo Betancourt ni a las del mismísimo Carlos Andrés Pérez. No hay manera en justicia de colocar en el mismo nivel especialmente en lo moral al hoy Presidente, con varios de los que lo precedieron, aunque si pareciera ser más de lo mismo en cuanto a su referente Hugo Chávez Frías, al que trata desesperadamente de imitar cual epígono compulsivo. Pienso además que, lo que los diferencia es precisamente la ética que exhibieron en sus desempeños.

No se tratará de decir que acertaron o fallaron porque eso aconteció a todos. También Rousseau nos enseñó que una democracia sería perfecta si sirviera a dioses y no a hombres, pero, lo que caracteriza una magistratura y le ofrece un marco ético es asumir la tarea sirviendo al colectivo y no sirviéndose de él. El líder muta y en la secuencia se asume como un todo y no como un individuo. En términos sencillos; cambiando el interés propio por el interés social al que debe una gestión que procure el bienestar común.

Maquiavelo redescubierto y reinterpretado por Skinner y Pocock abrió una ventana cósmica hacia el firmamento del poder y sus complejidades, de la naturaleza del mando, de la valoración del rol y de la humana condición entre destinatarios y detentadores del poder. El proceso de secularización eclipso por siglos la genuina aventura intelectual, espiritual, moral de un hombre que trascendió privilegiando de un lado, su profundo conocimiento histórico, antropológico y cultural y de otro lado, el testimonio del observador penetrante que mira al poder, como un auténtico episodio de la existencia humana. Desnudando al sujeto en su anatomía y más aun intentando su comprensión con originalidad y audacia.

¿Habría una ética en el poder para Maquiavelo? En el balance del ejercicio hay que pensar que si, asumiendo su tiempo y el discurso contextualizado en el susodicho. Inclusive Antonio Negri lo advierte como un demócrata y como un patriota en cierta medida. Pero el debate está en curso y como antes dijimos, especialmente de ambas costas del atlántico luego de la autorizada presentación del momento de Maquiavelo.

Alguien dirá y con fundamento que el hombre no escapa a sus circunstancias, pero a eso responderemos también que, las circunstancias presionan al poder y ponen a prueba la calidad, la entidad moral del actor y tal vez lo desfiguran, aunque algunos, los mejores, prevalecen en su dimensión ética a todo evento. Gandhi o Mandela o Luther King lucen paradigmáticos.

En Venezuela; no vemos al Presidente renunciar si yerra o es su propuesta subestimada o rechazada. Chávez debió irse luego del referendo que negó su propuesta de reforma constitucional, pero carecía de cualquier reflejo ético y menos podemos esperar de sus causahabientes, espalderos y oportunistas que de súbito, estelarizan insertos en un tiempo histórico que legitimó un genuino asalto al poder de la mediocridad, asociada a la falta de escrúpulos y valores societarios.

Si Maduro no fuera quién es, admitiría lo que no puede tampoco negar y es el inmenso fracaso del modelo chavista que no puede esconderse en el maquillaje de las cifras sobre viviendas construidas que obvian el desastre macroeconómico y la penuria en que vivimos hoy sus conciudadanos. Asumiría la responsabilidad de sus actos y obligaría a las otras gárgolas y arpías a partir y darle a la patria otra oportunidad, pero, no se lo plantea porque no lo siente así en su corazón y su consciencia. Nunca hubo ética en ese poderoso y no la habrá.

[email protected]
@nchittylaroche

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba