OpiniónOpinión Nacional

Nuevos enfoques para el desarrollo

Venezuela está transitando por momentos de reales dificultades en todos los órdenes de la vida humana: crecimiento económico negativo, inflación, deuda externa creciente, bajas reservas internacionales, inseguridad en varias dimensiones –físicas, jurídicas, económicas, sociales (alimentaria, salud, vivienda, ambiental, etc.) y políticas, entre otras), serias limitaciones a los derechos civiles, políticos, sociales, económicos y culturales. Este cuadro de dificultades es el resultado de un sistema político socialista totalitario contrario al de libertades democráticas socialistas o no.

El Informe del Banco Mundial 2015, Reporte del Banco Mundial de 2015: Mente, Sociedad y Comportamiento. Toma de decisiones humanas y política del desarrollo, centra su atención en el impacto del comportamiento humano en los resultados de las políticas públicas de desarrollo dirigidas a aportar recursos para el transcurrir de las vidas de personas en países con economías de ingresos (Producto Interno Bruto/per cápita: PIB/pc) medios y bajos. La esencia de su propuesta, para mejorar las iniciativas de desarrollo, se encuentra en la respuesta dada a la siguiente pregunta: ¿puede lograr el modelo sugerido cambiar la opinión de una persona de lo que es posible en la vida y lo que es “correcto” para una sociedad”? La respuesta es sí. Y, esta se fundamenta en las investigaciones acerca de los factores que afectan la cognición humana y la toma de decisiones.

En el pasado se ha hecho énfasis en la participación de las personas afectadas por las iniciativas del desarrollo, programas y proyectos, en las diferentes fases de ellas. El supuesto es que esta es una de las vías para facilitar la apropiación humana de las acciones y de los fines perseguidos por el proyecto y así garantizar el alcance de las metas de los mismos. En todo caso el elemento fundamental es suplir información y promover la discusión entre los miembros de la comunidad para facilitar la interacción entre estos y los promotores del proyecto como parte del proceso de discusión y toma de decisiones. El modelo que soporta este lineamiento de política asume que a menudo las personas, desde una perspectiva egoísta y   a través de un proceso racional,   hacen balances de todos los posibles costos y beneficios. Y, no se trata, se afirma, que esta perspectiva no sea potente y útil sino que posee la desventaja de ignorar las influencias psicológicas y aquellas del contexto social incluyendo la historia del grupo humano, su socio historia.

Nuevos enfoques y herramientas aplicables al desarrollo.

En principio se demanda de la dirigencia política y social, y más concretamente de los responsables de la formulación de las políticas de desarrollo, una reflexión sobre las fallas que han conducido al fracaso de tantas iniciativas bien intencionadas en procura de la mejora de las condiciones de vida de las personas, incluyendo la superación de la pobreza. En el sector privado, los diseñadores de productos con destino al consumo público prestan particular atención a cómo las personas realmente piensan y toman decisiones. A nadie con sus propios recursos se le ocurriría invertir en una acción de mercado basada en lo que cree y no en un estudio acerca de las necesidades sentidas o creadas por las personas o en las personas, respectivamente. La propuesta del Banco Mundial se limita a esta fase de inclusión del factor humano, sin avanzar en la consideración de la persona como  centro de preocupación moral del Desarrollo como libertad (Sen, 2001).

La forma en que las personas piensan y la historia de vivir juntos en determinado contexto social, cultural y geográfico afecta el proceso de   la toma de decisiones que conduce a la acción entendida   como comportamiento individual o social. El comportamiento humano,   basado en el entendimiento de los aspectos psicológicos, individuales y sociales, constituye la base para la elaboración, ejecución de políticas y uso de nuevos enfoques y herramientas del desarrollo de acuerdo a tres principios aplicables al mismo: automaticidad (“pensar automáticamente”), el comportamiento individual imitativo de lo que otros hacen y piensan (“pensar socialmente”’) y la comprensión común del mundo por individuos en sociedad quienes comparten una visión común de sí mismos y del entorno [( “pensar con un modelo mental”), (Reporte Banco Mundial 2015)].

Las herramientas que ofrece para el éxito de las políticas se basan en los hallazgos que muestran que las personas son actores emocionales,   maleables, flexibles, adaptables y por tanto su toma de decisiones y acciones puede ser modificada a pesar de los factores psicológicos y contextuales que operan como determinantes de su comportamiento.   Se advierte que “estas nuevas herramientas, basadas en consideraciones completas de factores humanos, no desplazan a los enfoques de política basados en los incentivos al auto-interés personal: más bien ellos los completan y potencian”. Señala el Reporte que los costos de aplicación de las herramientas sugeridas son bajas destacándose la posibilidad de la activar una norma social latente o reducir la prominencia de una identidad estigmatizada y ofrecer nuevos enfoques para la lucha contra la pobreza y la corrupción tan generalizada actualmente en nuestro país.

Aspectos positivos de la propuesta.

Es importante destacar como un aspecto positivo del Informe que, al explicar el proceso humano para toma de decisiones y acciones individuales, hace mención a algunos aspectos específicos del desarrollo tales como el ahorro, la inversión, el consumo de energía, la salud y la crianza de los niños. En el plano colectivo contribuye al entendimiento del comportamiento que favorece ya sea la confianza, ya sea la corrupción. Influir en el comportamiento individual acerca de los factores antes mencionados y propiciar iniciativas institucionales que creen el ambiente apropiado para la creación de confianza en cada persona y entre ellas y disminuir la dependencia de ellas del poder político como elemento fundamental favorecedor de la corrupción.

¿Por qué importa para el futuro de Venezuela difundir el mensaje del Reporte 2015 del Banco Mundial?

En Venezuela ya cuajó un cambio radical en las opiniones, un cambio estructural, y éste producirá, tarde o temprano, consecuencias políticas. Esta es una de las conclusiones de Edgar Gutiérrez quien con fundamento en una encuesta de fecha 16 de agosto, del Instituto Venezolano de Análisis de Datos señala que, primero, ya no existe la polarización entre dos mitades de la población, el Chavismo es franca minoría; segundo, casi el 90% de la población considera que el país va en dirección equivocada, valor que se hace más importante al compartir, más de la mitad de los partidarios del régimen, tal opinión; tercero, no extraña que con este cambio se genere desconfianza en la dirigencia del país, 65% de la población opina que el actual Presidente de la Republica no será capaz de corregir este rumbo, en otras palabras perdió la confianza de la mayoría del país y; finalmente 7 de cada 10 venezolanos consideran que este no es un gobierno democrático.

Si bien alguien pudiera no estar de acuerdo en que se trata de un cambio estructural, es sin lugar a dudas irreversible en el tiempo que dicho régimen pueda controlar más el malestar con acciones como las que se encuentra realizando: Comparto con Edgar Gutiérrez que la “La clave seguirá siendo la misma: ¿quién organiza y conduce todo este malestar? a la que se agrega en este trabajo: ¿Qué desarrollo, cómo y por qué?

Lo que hemos vivido estos diez y seis últimos años en Venezuela ha sido la inversión de grandes cantidades de recursos financieros y esfuerzos políticos y psicológicos políticos dirigidos a afectar e impactar en la conducta humana haciendo uso de cómo las personas piensan para imponer la imagen de un líder, un partido único y un plan único realizado por personas que “saben y deciden” que es bueno para todos. Este esfuerzo se consuma en una acción violatoria de los derechos humanos, como es la de hegemonía comunicacional.

En los cuarenta años de democracia vimos muy pocas acciones de los diferentes gobiernos dirigidos a convencer a las personas de las bondades de este sistema político basado en la democracia, la justicia social y la promoción de los mecanismos adecuados para su práctica. Es posible que tal iniciativa no se haya tomado por la práctica populista o por las medidas proteccionistas factibles en economías rentistas.

No obstante, cualquier gobierno democrático que tome iniciativas en la dirección sugerida en el Reporte del Banco Mundial 2015, tal como se hace en el mencionado documento debe considerar: ¿Por qué deberían los gobiernos moldear e influir en las opciones individuales? Y, explicar política y pedagógicamente que el gobierno   debe actuar cuando la participación ciudadana es inadecuada, el marco situacional resulta comprometedor y las prácticas sociales socavan la agencia individual y colectiva y crean o perpetuán la pobreza y la corrupción mientras cultivan la dependencia negando el camino a la autonomía personal.

Una reflexión final

Lo novedoso del enfoque propuesto en el Informe para afectar el comportamiento humano no está en su sustancia y contenido, sino en su aplicación al desarrollo entendido como desarrollo económico. Una nueva economía está siendo reinventada. Adam Smith, filósofo moral, fundamentó sus aportes en el estudio del comportamiento humano y en como la racionalidad, el autointerés y la competencia pueden conducir a la prosperidad económica. Luego el pensamiento de Paul Samuelson entiende el comportamiento del agente económico como desapasionado, racional y egoísta. En los últimos años ha tomado espacio una nueva economía basada en un entendimiento más realista de los seres humanos con apoyo de los aportes de las ciencias biológicas, concluyendo que “la mente a diferencia de una computadora, es psicológica; maleable, no fija” (Banco Mundial, 2015). El enfoque de la capacidad de Amartya Sen llama a colocar el ser humano en su dimensión integral en el centro del desarrollo y, éste se entiende en términos de sus libertades o capacidades para vivir una vida de su elección.

Pero, la vida humana no es la economía, ni la psicología, ni la biología, ni la historia. Ciertamente son parte de ella, no ella (Marañón, 1941). La vida plena es lograda en el curso de estados cambiantes que conducen a elevar la conciencia y en este proceso es posible desear para uno y para [email protected] una vida de elección. Y, debemos tener cuidado con iniciativas que explotan la manipulación de la mente instrumentalmente para conseguir determinados fines. Venezuela, la ha sufrido y la sufre. Es deseable que estas iniciativas se realicen con respeto a la dignidad humana promoviendo la razón práctica en un ambiente deliberativo llamado democracia. Esto es lo que propone Amartya Sen al confiar en el ser humano.

Los venezolanos necesitamos una nueva esperanza, democracia genuina si es que no queremos hundirnos en la desesperanza y él sin futuro que crean las tiranías de personajes resentidos.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba