OpiniónOpinión Nacional

Odio teñido de rojo

La muerte del liceísta de 14 años, Kluiverth Roa, estremeció a todo el país. Por él los venezolanos han llorado y se han indignado ante la forma grotesca de su asesinato.

Las fotos y videos, que se convirtieron en virales a través de las Redes Sociales, demostraron la saña como el efectivo del orden público arremetió en contra de un muchacho inocente.

La nación completa se llenó de dolor ante la noticia. Los factores políticos y sociales de Venezuela y del mundo levantaron la voz, nuevamente, ante otro de los síntomas del totalitarismo desmedido del Gobierno nacional.

Esta escena, igual a la forma de como secuestraron al alcalde Mayor de Caracas, Antonio Ledezma, forma parte del odio desmedido con el cual están actuando desde el régimen.

Nicolás Maduro, junto a todos sus colaboradores, están evidenciando todo el resentimiento, odio, rencor y miedo que sienten hacia el pueblo venezolano y sobre todo hacia los estudiantes.

Los jóvenes han sido la savia de la lucha por el rescate de la democracia en Venezuela, ellos han movilizado a la venezolanidad demócrata de todos los rincones del país, por esta razón desde el régimen se han desatado una arremetida en contra de ellos.

Es sumamente preocupante que varios dirigentes estudiantes hayan sido encontrados sin vida, es meramente alarmante que las autoridades estén empleando toda su fuerza para combatir a muchachos que sólo poseen sus libros, lápices e ideas como armas para enfrentar el sistema de gobierno actual.

El odio en Venezuela se tiñe de rojo. No solo por la sangre de los inocentes manifestantes que se ha derramado en las calles y universidades del país, sino por las banderas coloradas de quienes levantan las consignas de un socialismo autocrático y antidemocrático.

Es rojo el rencor que demuestran las declaraciones de los voceros del partido de gobierno, son rojas las cifras de muertos que diariamente bañan de estadísticas macabras la muerte de centenares de venezolanos a causa de la inseguridad.

Son rojas las camisas y corbatas de la élite gobernante esa que ha empuñado su mano para firmar decretos para arremeter en contra del pueblo y los estudiantes.

Tal vez, ha sido roja la tinta con la cual han colocado nuestros nombres en sus listas de perseguidos políticos, por el solo delito de pensar, de opinar y expresar nuestra inconformidad por la situación política, económica y social que vive la nación.

Ellos cambiaron los nombres de todas las instituciones públicas para agregarle el calificativo de socialista, hoy podemos decir que un arma socialista y una bala socialista asesinó a los estudiantes que no están en cuerpo, aunque sí en alma, luchando por la reconstrucción nacional.

Las banderas rojas del oficialismo ondean en los cielos encapotados por la muerte de decenas de venezolanos durante la opaca gestión presidencial actual.

La maldad se pinta en rojo. La tortura es igualmente roja, sobre todo en los calabozos de la policía política del régimen donde los estudiantes son llevados a la llamada “Tumba” donde son presionados psicológica y físicamente, utilizando los métodos más arcaicos y medievales que podamos imaginar.

Cambiemos de color, desechemos la violencia, venzamos el hambre y el odio rojo.

@jdsolorzano

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba