Opinión Internacional

Acercamiento de Dilma a EEUU

Mientras, por un lado, se respiraban nuevos aires en la relación con Estados Unidos, produjo mucha extrañeza en Itamaraty la cancelación, a última hora de anteanoche, de la reunión que tenía agendada Dilma con su par de Venezuela, Hugo Chávez, que debía ser la primera de la mañana. Sin dar explicaciones públicas, Chávez se marchó de Brasil incluso antes del cóctel para los dignatarios extranjeros.
Diplomáticos brasileños consultados por La Nacion afirmaron que el mandatario venezolano estaba preocupado por las fuertes inundaciones en su país y que, de todos modos, Chávez y Dilma ya se habían saludado después de que ella juró como presidenta en el Congreso.
Sin embargo, otros funcionarios dejaron entrever que al líder bolivariano no le había caído muy bien el discurso de Dilma, en el cual hizo una contundente defensa de la libertad de prensa, exhortó a la oposición a trabajar juntos y resaltó que, pese a su pasado guerrillero, no guarda rencores ni resentimientos. Para la concepción de Chávez, esas frases no habrían sonado muy «socialistas».
Con Chávez fuera de la lista, el primero en ser recibido por Dilma fue el príncipe Felipe de Borbón, en representación de España, al que la mandataria le prometió impulsar la enseñanza del español en las escuelas brasileñas. Luego, la flamante mandataria se reunió con el presidente de Uruguay, José Mujica; con el primer ministro de Corea del Sur, Hwang-Sik; con el vicepresidente de Cuba, José Ramón Machado; con el primer ministro de Portugal, José Sócrates; con el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmoud Abbas, y con el ex premier de Japón Taro Aso.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba