Opinión Internacional

Agravamiento del trabajo esclavo en Pará

La Comisión Pastoral de la Tierra de Xinguara, denunció que la práctica del trabajo esclavo aumentó considerablemente en las haciendas de Sur de Pará en el 2001. Del primero de enero al 23 de septiembre del 2001 fueron contabilizados 968 trabajadores rurales en régimen de trabajo esclavo en 16 haciendas en el sur y sudeste de Pará. Esto significa que la esclavización de los trabajadores casi se triplica con relación al año anterior.

Vale resaltar que el propio Ministerio de Trabajo evaluó que por cada trabajador liberado existen más de tres en esclavitud.

El combate a esta práctica laboral se ve obstaculizada por varias situaciones. Por ejemplo, la falta de mecanismos para la movilización del Equipo Móvil hace éste llegue al lugar de los hechos casi un mes después de que se presente alguna denuncia sobre la práctica del trabajo esclavo, haciendo casi imposible comprobar el delito y emitir un informe pidiendo una sanción a los responsables.

Así, en una hacienda del municipio de Santana do Araguaia, cuando el Equipo Móvil llegó a comprobar un delito, encontró solamente a cuatro trabajadores, mientras que los vestigios del campamento indicaban que más de 300 estuvieron unas
semanas antes.

En cuatro casos el grupo Móvil no llegó a hacer la operación de fiscalización y, por eso, no consiguió liberar 462 trabajadores y obligar a que el hacendado pagase los
salarios.

Otro de los problemas es la impunidad que se está implantando en la región, por parte de los hacendados, puesto que desafían a la autoridad, se rehusan a pagar a sus trabajadores y cuando lo hacen, los trabajadores reciben la cuarta parte de lo que la ley dispone. Finalmente son cubiertos por ciertos funcionarios.

Asimismo, los procesos criminales son paralizados por la declaración de incompetencia de la Justicia Federal de Marabá y las expropiaciones de las haciendas con esclavitud son casi inexistentes. La única excepción en Sul do Pará, es el caso de la hacienda Flor da Mata, cuyo propietario recibió una voluminosa indemnización.

El abuso del poder es también otro problema. El ejemplo claro de esto es el diputado estadual de Piauí, Francisco Donato de Araújo, quien en el municipio de São Felix do Xingu posee una hacienda y en la cual se sabe practican el trabajo esclavo. Él se protege en su investidura.

Conscientes ahora de esta impunidad total, varios hacendados reiniciarán la práctica del trabajo esclavo en el año siguiente a la fiscalización.

Ante esto, la Comisión Pastoral de la Tierra de Xinguara, propone las siguientes providencias posibles.

  1. Reforzar la estructura del Grupo Móvil equipos para su movilización rápida, medios humanos y con un equipo especializado de la Policía Federal.
  2. Sancionar las infracciones laborales y los crímenes. Cobro real de las multas por infracciones laborales.
  3. Condena pecuniaria disuasivas en contra de los hacendados que practiquen el trabajo esclavo.
  4. Que la Procuraduría de Trabajo dé el trámite respectivo a las demandas laborales, especialmente en las reincidentes.
  5. Suspender los financiamientos públicos a empresas agropecuarias que practican el trabajo esclavo.

Esas posibles providencias contra la impunidad, dependen esencialmente de la voluntad política de las autoridades.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar