Opinión Internacional

Al Qaeda y los ingenuos

Los terribles atentados de Argelia, 11 abril 2007, frente al Palacio de gobierno y frente a una comisaría en las afueras de Argel, los cuales causaron al menos 30 muertos y 220 heridos, nos confirman que la metástasis de Al Qaeda sigue difundiéndose a través del mundo entero. Lo ocurrido en Argelia, representa la primera acción del holding que la propia Al Qaeda, de forma muy habilidosa, constituyó, fusionando a todos los movimientos extremistas en los tres países del Maghreb (Marruecos, Argelia y Túnez).

Sólida plataforma, que muy pronto podría actuar en territorio francés, tal y como lo teme el juez antiterrorista francés, Jean-Louis Bruguiére, para quien “Francia es de manera muy recurrente un objetivo prioritario para Al Qaeda”. El ministro de Interiores galo, François Baroin, hace el mismo análisis que el magistrado: “Francia está bajo la amenaza de actos terroristas”. Ambas declaraciones, en la recta final de la campaña electoral francesa, podrían ser consideradas como una tentativa de dramatización proselitista, a menos que no hubieran ocurrido, ni los atentados del 11-M en Madrid, ni los de Londres en 2005. Ante esa contundente realidad, no queda sino, admitir el hecho que, perturbar a través de la violencia el juego democrático es una de las razones de existir para Al Qaeda. El 22 de abril y 7 de mayo, tendrán lugar en Francia, respectivamente la primera y segunda vuelta de las presidenciales; y el 17 de mayo tendrán lugar las legislativas en Argelia.

En consecuencia, sería ilusorio seguir pensando que Francia seguirá por mas tiempo fuera del campo de acción de Al Qaeda. En septiembre 2006, Ayman al-Zawahri, amenazó expresamente a Francia, y para cumplir la misión encomendó a los argelinos del GSPC (Grupo Salafista para la Predicación y Combate), los cuales debían constituirse: “ en el hueso que atraviese la garganta de los franceses”.

La palabra de los terroristas, se traduce en pavorosos actos. En Argelia, de nada sirvió la amnistía que el presidente Bouteflika acordó a los activistas que no tenían las manos “muy” manchadas de sangre, a cambio el gobierno lograba el desarme de una importante cantidad de agitadores, quedaron fuera, los irreductibles del GSPC. Al margen, en una sociedad que vive un boom petrolero, muy parecido al de la Venezuela de Chávez, por cierto, nación petrolera igualmente amenazada por Al Qaeda, intimidación, que al parecer las autoridades cubano-venezolanas encargadas de la seguridad interior, no habrían tomado con la seriedad que el caso exige.

Junto a la indulgencia del alto gobierno, en Argelia, en estos últimos años, los inversionistas extranjeros invirtieron miles de millones de dólares; pero sin duda, a partir de éste 11 de abril 2007, el capital extranjero lo pensará dos veces antes de invertir no solo en Argelia, sino en Marruecos y Túnez, ésta última nación convertida en una suerte de Cancún para los turistas europeos.

Así las cosas; políticos, universitarios y creadores de opinión, a través de diversos medios occidentales, insisten en señalar como la principal raíz, de estos inaceptables actos terroristas; al inmovilismo de ciertos regímenes políticos, de países musulmanes, ante los problemas sociales y la desesperanza de una parte de la juventud, la cual, a decir de estos ingenuos analistas, encuentra pretextos para incorporarse a los grupos violentos islámicos.

Es la opinión reiterada, de unas élites sociales, principalmente europeas, que se niegan a ver la realidad de manera frontal, y que se refugian en explicaciones propias de ignorantes, así como también, propias de una evidente carencia de sentido crítico, a causa de, un exacerbado sentido de lo “políticamente correcto”.

Ojalá y no sea muy tarde, cuando estas cándidas élites del mundo libre y democrático, descubran que el islamismo de Al Qaeda, no es otra cosa que el rostro contemporáneo del totalitarismo.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba