Opinión Internacional

Ama sua, ama llulla, ama quella… ama sipix

El amauta David Choquehuanca y el indigenista Félix Patzi sostienen que la vida moral de la sociedad incaica ha estado orientada por tres máximas fundamentales, consideradas como código de honradez, verdad y laboriosidad: Ama sua, ama llulla, ama quella: no seas ladrón, no seas mentiroso, no seas flojo; preceptos que Evo Morales prometió respetar de llegar al Gobierno.

Pese a tan taxativa aseveración, un historiador erudito y serio como Carlos Araníbar, afirma que fue el historiador César Cantú el inventor de la manida fórmula de las tres prohibiciones andinas y según sostiene, este tema fue absolutamente desconocido por toda la crónica colonial; en 1878 fue pasado al idioma quechua por un fantaseador, el cusqueño Pacheco Zegarra; desde entonces dicha trilogía se alzó al rango espurio de socorrida clave social y resumen apodíctico de la moral incaica.

Por otra parte, el presidente del Comité pro Santa Cruz, en el cabildo ante un millón de asistentes, acaba de presentar ‘Los 10 Mandamientos Ciudadanos’. Un claro anuncio del planteamiento cruceño. Un mandato moral. Un desafío para la concertación. Un mensaje de reflexión y de advertencia al presidente Morales respecto de su responsabilidad constitucional. Con el sentido de los tres preceptos incaicos, curiosamente coinciden algunas citas del decálogo; en adición a ellos, presento dos, que extrañamente no se publicitan: ‘Ama sajra’ que significa no oprimas y ‘Ama sipix’, no mates.

Ama sua. Recordemos las palabras del Dr. Germán Antelo: ¿Acaso se ha hecho justicia ante los avasallamientos? Ya está bueno de esa Ley del Embudo, ancha para los compañeros, angosta y torcida para los adversarios. Demostremos al mundo que nos están robando lo mejor que teníamos: la posibilidad de trabajar y producir; el derecho de vivir en nuestro país, el derecho a tener oportunidades.

Ama quella. Basta de envidiosos y quita-tierras. No podemos quitar los bienes al prójimo. Tenemos que respetar la propiedad que se trabaja. La que rinde frutos. La que se conserva para el porvenir. No hemos recibido herencia de los antepasados. Estamos tomándola prestada de nuestros nietos. Debemos sembrarles para el futuro.

Ama llulla. ¿Cómo se pueden hacer trampas para aprobar reglas? ¿Quién podrá respetar reglas tramposas? Ni siquiera el que las hace. Para hacer leyes hay que seguir la Ley, sin comprar votos ni conciencia. ¿Y si nos aprueban una Constitución trucha? ¿Quién la va a cumplir? ¿Cómo la van a hacer cumplir? ¿Con las armas? Nosotros le pondremos siempre el pecho de la legalidad.

Ama sipix. Nos han amenazado con ponchos rojos. Nos han amenazado con uniformes camuflados. Han querido asustarnos con militares, sin contar que éstos respetan a sus pueblos. Que no se dejan mandar por quienes los enjuiciaron. Han querido atemorizarnos con cuarteles extranjerizados. La nuestra no es una revolución armada. No tenemos fusiles bajo el poncho. No hablamos con violencia. No actuamos con rabia. Siempre rechazamos la muerte y la incitación a la sangre. No queremos masacres de ucureños, ni Ayo-Ayos ni lo de Huanuni, no queremos lo de San Julián. No nos vamos a dejar amedrentar. Nos protege el escudo de la verdad y tenemos la lanza de la razón. Vamos a combatir por la justicia y la paz. Vamos a exigir juicios por las muertes ya sembradas en este año.

Ama sajra. Basta de atropellos, de agresiones, de mentiras. Basta de discriminaciones. Ni cercando, ni bloqueando, ni siquiera tirando piedras; mucho menos quemando buses o hiriendo a ciudadanos y a periodistas van a impedir que hagamos sentir nuestra voz. Una voz que clama por democracia. Que denuncia dictaduras. Que repudia el fascismo. Nuestra revolución no la vamos a hacer por odio; la haremos por amor. Amor a esta gente. Amor a esta tierra. Amor a sus culturas. Amor a la vida.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba