Opinión Internacional

Arafat

Arafat murió. Afortunadamente este engendro del mal no era inmortal. Este hombre que tenía los valores trastocados fue sin duda el creador, el iniciador del terrorismo moderno. De ese terrorismo que mataba y sigue matando a seres inocentes no solamente en el oriente medio, sino que en todo el mundo.

Yasser Arafat no debería ser llorado por los amantes de la libertad y de los derechos humanos. Ahora que murió este terrorista, padre putativo de otro asesino que actuó bajo sus órdenes, me refiero a Carlos Ilich Ramírez, “El Chacal”, se están cayendo muchas caretas. Muchos que dicen estar distantes del terror hacen apología de este asesino de niños, de mujeres, de ancianos…

Los apologistas de la violencia y de las dictaduras hacen ahora de este personaje una leyenda; una leyenda como la hicieron del médico loco y asesino argentino que murió en Bolivia, asesinado por la CIA norteamericana. A propósito, uno se pregunta, como defensor de los derechos humanos, ¿qué separa a los asesinos de derecha o izquierda? Nada, absolutamente nada, pues el terrorismo nunca tendrá la razón porque es irracional, no tiene ideologías. Es lo que es: terror.

Parece que todos se han olvidado de quien era y que siguió siendo asta su muerte este creador de la OLP, una de las organizaciones terroristas más brutales del siglo pasado y de este siglo.

Seguramente el único mérito de Arafat fue la creación de esa caricatura de Estado llamado Estado Palestino. ¿Qué es hoy Palestina, sino un sueño truncado, un feto abortado, un país inconcluso? ¿Es realmente eso un Estado o es un Estado de Arafat? – En poco tiempo lo sabremos. Ya están como perros jalando las mortajas del “héroe”, no solamente para quedarse con el poder que solo puede hacer terrorismo y para apropiarse de los mil millones de dólares que el líder dejó en sus cuentas bancarias, incluso en bancos judíos…

¿Qué fue en realidad, además de terrorista, Yasser Arafat: empresario, intelectual, ingeniero, premio Nóbel de la Paz, que compartió con el asesino de Allende, creador de ruinas? – ¿Qué fue?

¿Se han olvidado nuestros sagaces políticos de los secuestros de aviones y los asesinatos colectivos ordenados por Arafat? – ¿Se olvidaron de las muertes ocurridas en las Olimpíadas de Munich con el Septiembre Negro de 1972? – Arafat, fue hábil en política porque sabía manejar y lo hacía a su antojo, el terrorismo. Además, recibía y recibió hasta sus últimos días cientos de millones de dólares para poner al mundo occidental en caos. ¿Quién no se acuerda cuando en la Asamblea General de la ONU en 1974 dijo: “(…) traigo en una mano el fusil y en la otra una rama de olivo”. Él era un extorsionador por naturaleza…

¿Quien no se acuerda de las divisiones y masacres ordenadas por Arafat a partir de 1975 en el Líbano, la ciudad árabe más próspera del siglo XX. ¿Quién no se acuerda de su apoyo al Carnicero de Bagdag, Hussein, en la Guerra del Golfo, en 1991?

Arafat era amante del poder por el poder. Él dividía a sus seguidores. Tenía diferentes grupos conspirativos, diferentes grupos de servicios secretos, de ejércitos terroristas, de tal manera que todos eran incapaces de disputarle el poder. Al Fatah, OLP, Autoridad Palestina, eran sus obras que operaban como estados dentro de otro Estado. Esa era la manera de sobrevivir a los críticos internos y externos. Todos eran culpables, menos él.

Fue el propio populista y mesiánico que reclamaba todo a nombre de un pueblo al cual nunca le brindó democracia.

¿Qué pasará con su desaparición? Sobrevivirá Palestina como casi-Estado? ¿Habrá purgas y más terrorismo?. Sólo Dios lo sabe…

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar