Opinión Internacional

Argentina: Voto bronca para manifestar protesta

(%=Image(8923307,»R»)%)La ciudadanía argentina concurrió a las urnas el domingo 14 de octubre para renovar la mitad de las cámaras legislativas en todo el país y para elegir un nuevo Senado de la Nación. Por primera vez se elegía a los senadores nacionales por voto directo. Cada provincia está representada por tres senadores, dos por la mayoría y uno por la minoría. Debido a la Ley de Cupo Femenino, todos los partidos debían presentar una mujer candidata, lo que significa que crecerá sustancialmente el número de mujeres en esta cámara, que hasta ahora sólo contaba con dos mujeres senadoras nacionales.

El número de votantes fue mayor al esperado y llegó a casi un 78% de los padrones en algunos distritos. No obstante, el denominado «voto bronca», que expresa el enojo de los ciudadanos con la clase política, a la que muchos acusan de corrupta y de inoperante para sacar al país de la grave recesión económica que lo aqueja desde hace 3 años, alcanzó una cifra histórica: casi el 28% en la Ciudad de Buenos Aires. En las provincias esta cifra fue menor, aunque más alta que lo habitual.

Los votos en blanco lograron un guarismo superior al histórico, mientras que los votos anulados alcanzaron un alto porcentaje. Muchos sobres encontrados en las urnas contenían copias de las boletas que circularon por Internet, con personajes de historietas o grandes próceres de la historia argentina. Tampoco faltaron
recortes periodísticos con fotos de Bin Laden o de cantantes de rock También hubo mensajes insultantes o con pornografía. El enojo de parte del electorado se hizo notar con fuerza.

No obstante, a pesar de las protestas, en dos provincias los votos favorecieron a dos personajes de la política argentina que se encuentran procesados por corrupción en la administración pública. Se trata del ex gobernador de la provincia de Corrientes, Raúl Romero Feris, quien está preso hace ya dos años a quien la justicia electoral aceptó como candidato. Casi el 45% de los votos apoyan su candidatura y deberá ir a ballotage con el candidato local de la Unión Cívica Radical. El otro candidato es el ex presidente Carlos Menem, quien acompañó como candidato a senador suplente a su hermano, el senador Eduardo Menem, en la provincia de La Rioja. Esta provincia continúa comportándose como un feudo de la familia Menem, que en esta elección obtuvo alrededor del 58% de apoyo del electorado. A pesar de estar procesado y detenido, la justicia electoral de su provincia aceptó la candidatura del ex presidente. Resulta paradójico que, por un
lado, los ciudadanos protesten contra la corrupción política, mientras que por otro
apoyen a candidatos procesados por corrupción.

Gana el peronismo

Salvo en la Ciudad de Buenos Aires, el peronismo ha ganado bancas en todo el país. La política errática del gobierno de la Alianza y las ataduras del equipo económico encabezado por Cavallo a los dictámenes del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial han provocado una situación económica difícil de superar, que se destaca por la destrucción de la clase media, de las políticas del Estado de bienestar y una alta exclusión del mercado de trabajo y del consumo de las clases obreras y bajas. La ciudadanía ha votado en contra de este proyecto
y a favor de un peronismo que continúa ocupando un lugar importante en el imaginario político argentino.

La gente sigue confiando en que sus dirigentes populistas, con una identidad unificada y mucha organicidad, lograrán solucionarle los problemas cotidianos. No importa que el ex presidente Menem fuera el primero en implementar las políticas neoliberales ni que el primer candidato a senador por la provincia de Buenos
Aires fuera el ex gobernador Eduardo Duhalde. Este dirigente fue vicepresidente de Carlos Menem durante el primer período de su presidencia, gobernó a la provincia durante dos períodos (1991-99) y la dejó en bancarrota y afrontado problemas que no ha podido superar. No obstante, el número histórico de votantes por el peronismo volvió a manifestarse ayer, con un 40% de los sufragios a favor de su fórmula en este distrito, el más influyente junto a la Ciudad de Buenos Aires.

Según los datos provisionales, el peronismo estaría ganando en 17 distritos. Esto significa que mantendrá la mayoría en el Senado de la Nación y ganará la primera minoría en la Cámara de Diputados. La Alianza que encabeza el presidente De la Rúa deberá afrontar la dificultad de gobernar con las dos cámaras sin mayoría propia, por lo cual tendrá que prepararse a negociar con la oposición durante los dos próximos años.

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba