Opinión Internacional

Berlusconi 2008

Algunas grandes naciones europeas se han visto rebasadas par la incontenible ola de la mundialización. Italia, estaría a punto de ahogarse ante dicha ola. Sus universidades han perdido el brillo de antaño, los investigadores italianos sufren de estagnación, la innovación es algo del pasado, la tasa de fecundidad es tan baja que Italia envejece a toda velocidad, sin que se renueven sus generaciones. Todo ello forma parte, de una lista mucho más extensa, de razones por las cuales en la reciente campaña electoral italiana, Berlusconi se presentó como un político en apariencia cambiado.

Si bien, Berlusconi, sigue valiéndose de su plástica como arma de seducción; dientes que brillan de tanta blancura, implantes capilares, rostro esculpido por cirujanos plásticos sin duda egresados de una suerte de champions league, el popular «cavalieri» hizo una campaña menos populista que de costumbre, se cuidó de hacer promesas tan variadas como imposibles. En fin, el voluntarista Berlusconi del pasado, se mostró menos provocador y más unificador.

Nacido hace 15 años, a raíz de una de las tantas crisis políticas italianas, el berlusconismo ha sobrevivido en una nación crónicamente inestable y desesperada en la búsqueda constante de un equilibrio político e institucional, que garantice a la vez, el hilo democrático y la eficacia administrativa.

En esta primavera del 2008, Berlusconi, se ha ido al extremo inimaginable de anunciarle a los italianos que vienen tiempos de «sacrificio» y sus gobernados saben que en ésta ocasión Berlusconi dice la verdad. Desde hace varios años en Italia que tanto gobiernos de derecha como de izquierda, vienen aplicando políticas de gran rigor financiero, para estas elecciones, los electores italianos, no buscaban decidir entre dos tipos de sociedad, sino que – como los franceses en el 2002 – escogieron al candidato que les habló de «seguridad».

No obstante la confianza que vehiculó el discurso de Berlusconi, la imagen también tuvo un peso fundamental. A pesar de sus 71 años, Berlusconi, logró transmitir un perfil mucho mas dinámico que el de su rival socialista de apenas 52 años, Walter Veltroni. En fin, la plástica tuvo mucho que ver en el resultado de las últimas elecciones italianas, pero seria muy simplista dejar nuestro comentario de este tamaño.

El botox de Berlusconi, es apenas un detalle; ya que una de las principales razones de su victoria está en el desastroso balance de la gestión del gobierno de Prodi y de su heteróclita coalición de centro izquierda. Para el valeroso y cortés, Walter Veltroni, en su rol de líder de la izquierda italiana, la herencia de Prodi representaba una carga demasiado pesada. Sin embargo, Veltroni, aún saliendo perdedor ha ganado su apuesta, la cual consistía, en deshacerse de las coaliciones que llevaron a la tumba al gobierno de Prodi, al tiempo que marginalizó por completo a la extrema izquierda. En el horizonte político italiano pareciera dibujarse un naciente bipartidismo, paisaje que forzosamente evoca una perspectiva saludable.

Pero para ello, Berlusconi, de su parte tendrá que demostrarle a su pueblo que realmente ha cambiado, al prometer sacrificios en lugar de sueños, el populista que sin duda aún habita dentro de Berlusconi, estaría por lograr el milagro de reconciliar a los italianos con la política.

Como quiera que sea, la bipolarización de la vida política italiana está dando sus primeros pasos, mientras que sus vecinos europeos, aun no olvidan los maltratos padecidos durante los dos primeros gobiernos de Berlusconi. Queda pensar que, el Berlusconi 2008, no es más el cínico político hipermediatizado de 1994 y de 2001. Si bien, sigue siendo un provocador, igualmente hay que reconocerle que ha dado muestras de madurez éste Berlusconi colección primavera 2008.

¿Será capaz de gobernar a su país de forma desinteresada?

Dicho esto, el hecho que un mismo personaje haya sido electo tres veces, por el pueblo italiano, no puede ser producto puramente de la imagen y el azar.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba