Opinión Internacional

Caída de CBS y éxito de Fox

(%=Image(6972821,»L»)%)Washington (AIPE)- Confieso estar fascinado por el escándalo de los documentos de la televisora CBS. En su programa “60 minutos” mostró unos documentos que culpaban a George W. Bush de no cumplir con sus obligaciones durante su servicio militar en la Guardia Nacional Aérea de Texas. El problema es la veracidad de tales documentos porque los tipos de letra utilizados no existían en esa época y las firmas parecen falsificadas.

CBS sigue operando a la antigua, cuando sólo unos pocos medios de comunicación presentaban todas las noticias. Los economistas lo llaman oligopolio, o sea un mercado donde unos pocos vendedores logran fijar los precios de manera casi monopólica.

En este caso lo que se fija no son los precios sino una cierta manera de pensar sobre lo que constituye una “noticia”. Esa manera de pensar no ha sido modificada en 50 años, desde que empezó a decaer la competencia de los periódicos y la televisión se convirtió en la principal fuente de noticias para la mayoría de los norteamericanos.

Antes, en Estados Unidos, los diarios eran los principales diseminadores de noticias. Las ciudades grandes tenían dos periódicos, uno matutino y otro vespertino. El diario más grande solía ser el de la mañana, usualmente de tendencia izquierdista, mientras que el de la tarde era más bien conservador.

El cambio de los horarios de trabajo, el tráfico y la televisión acabaron con los diarios vespertinos y conservadores en casi todo el país. Otro factor fue que los grandes anunciantes tendían a escoger al periódico dominante para su publicidad. Eso causó que sobreviviera sólo un periódico en cada mercado. Hoy hay muy pocas ciudades americanas con más de un periódico.

Lamentablemente, esto ha tendido a darle un tono neutral a la prensa. Aquellos diarios que antes enarbolaban la bandera de la izquierda o la derecha, ahora son blandos del centro. En sus editoriales escriben “por una parte tal cosa, pero por la otra…” Uno se pregunta por qué se molestan en escribir editoriales.

Además, la industria periodística se ha concentrado en unas pocas cadenas grandes, siendo Gannett la más grande. Su objetivo editorial parece ser no ofender a nadie, especialmente a los anunciantes. El resultado es la homogeneidad de políticas editoriales y repetición de la sabiduría convencional.

Todavía quedan algunos innovadores, como The Wall Street Journal a la derecha y The New York Times a la izquierda, pero no es ni la sombra del dinámico mercado periodístico del pasado.

Lo sucedido en la televisión es mucho peor. Los diarios, al menos, aceptan otras opiniones y publican correcciones. Las grandes televisoras no admiten opiniones diferentes ni admiten errores. La excusa es que el tiempo les cuesta mucho, pero eso es sólo una excusa. Podrían, por ejemplo, hacer mejor uso de sus páginas web.

Esa actitud de “sabemos la verdad y nunca nos equivocamos” está destruyendo a CBS, que en una época fue el mejor canal. Cuando se le presentaron documentos comprobando el servicio militar de George W. Bush, rehusó reconocerlos. Antes eso funcionaba, pero gracias a la creciente capacidad de informar de la televisión por cable, C-Span, los comentarios de la radio e Internet, la gente no está ya sujeta al oligopolio de las tres grandes cadenas de televisión y del único diario de la ciudad. Ahora tenemos acceso a noticias y a fuentes que antes eran suprimidas o ignoradas, por lo cual podemos sacar nuestras propias conclusiones.

Siempre fue un misterio para mí que NBC, CBS, ABC y CNN decidieran transmitir lo mismo y de exactamente la misma manera, todos con tendencia de izquierda. Uno pensaría que para competir alguno de ellos hubiera querido atraer a una audiencia diferente y conservadora. Pero decidieron hacer lo mismo, mostrando sólo diferentes grados de desprecio hacia los republicanos y conservadores.

Eso le abrió las puertas a Rupert Murdoch, quien fundó Fox News y ha estado ganando audiencia vertiginosamente. El colapso inminente de CBS News favorece a Fox y a otros medios

(*); Economista y académico del National Center for Policy Analysis (NCPA).

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba