Opinión Internacional

Cambios en la política externa

Los estadounidenses distinguían que sus gobiernos no eran muy populares en muchos países, pero lo que nunca discurrieron era que esa tirria era tan superlativa que era capaz de reclamarse una gran cuantía de vidas en el corazón del país.

Apenas en los EE.UU. se atienden las historias de agobio junto con las de heroísmo, osadía, determinación y bravura, como la narrada desde sus celulares por los propios pasajeros del Boeing 757 que decidieron retomar el gobierno del aeroplano y que aún se desconoce la razón por la cual se precipitó cerca de Pittsburg y del cuál se conjetura su norte era la Casa Blanca.

Pasado el tormento y los miles de devotos tributos a los sacrificados, queda la pregunta interna que debe ser respondida por cada americano, ¿Hasta qué punto ellos mismos alimentaron ese sentimiento de odio? Según Charles Horner, general retirado de la Guerra del Golfo, no es verdad que „ellos odien nuestra libertad como afirma el Presidente George W. Bush refriéndose al enemigo y el hecho de que millones de personas en el extranjero tengan amigos y familiares que han mostrado su sentir en esta tragedia da una luz que indica que EE.UU. tiene más amigos que enemigos.

Sin embargo, cabe matizar que hay una terrible semblanza sin contar. Para el general norteamericano la guerra sucia que propició el gobierno norteamericano en Nicaragua en 1980 „Yo no he encontrado resentimiento y odio hacia la gente americana. Ellos son gente pobre, graduados universitarios que saben distinguir muy bien entre el pueblo americano y el gobierno y ellos saben que fue el gobierno de Estados Unidos el que destrozo su país Pero esta historia palidece con lo sucedido e impulsado por Estados Unidos en El Salvador, Vietnam, Indonesia, República Dominicana, Guatemala entre otros de una larga lista. Al parecer la unipolaridad implica la flaqueza de los países más poderosos en medida que su espectro de enemigos también es ancha, lo único que queda es acercar más la política externa a los ciudadanos comunes, que ahora entienden que no pueden endosar cheques en blanco.

Seguramente esta vez, el pueblo americano no permitirá ese rapto de inteligencia y malicia militar laissez faire, laissez passer o dejar hacer, dejar pasar. Entiende que el problema palestino no puede estar en la calendas griegas, estará más atento al ver como sus tropas se involucran en el extranjero y como sus empresas operan en países menos favorecidos. Seguramente no volverán a perdonar declaraciones tan desafortunadas como las del vicepresidente Cheney „Justificando de alguna medida el asesinato selectivo Porque algo está claro, se puede ser rico y poderoso, sin ser odiado. Hoc opus, hic labor est, es decir; Aquí esta lo que cuesta trabajo.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar