Opinión Internacional

Campaña sin distingos

En la actual campaña electoral por la presidencial francesa, muchos analistas consideran, que a la sociedad gala le ha llegado el momento de pasar la página histórica de mayo del 68, y en consecuencia los electores franceses se dispondrían a ejercer un voto de clases, sin conciencia de clases.

Para ello, a decir de los sondeos de opinión, el nuevo presidente de Francia, podría estar entre 3 de los 12 candidatos presidenciales. A decir, Ségolène Royal, Nicolás Sarkozy y François Bayrou.

La candidata por el partido socialista, Ségolène Royal, encarna a tiempo completo la compasión, valor muy apreciado dentro de la sociedad francesa, pero, padece de una recurrente confusión en torno a sus ideas.

El candidato por el partido conservador, Nicolás Sarkozy, hace valer, una en apariencia inagotable energía, pero, hace temer que un gobierno suyo complicaría las cosas en materia social.

Queda, François Bayrou, quien realmente encarna el cambio, sin ser, ni outsider, ni mucho menos un primerizo, pero, en torno a su programa de gobierno hay muchas lagunas.

Dicho esto, si en apariencia los candidatos parecieran estar bien diferenciados los unos de los otros, de manera inversa, la confrontación de ideas hace menos contraste que el que tradicionalmente se venía percibiendo en elecciones precedentes. Izquierda y derecha, no se distinguen de manera radical, particularmente en un país como Francia, donde los sueños revolucionarios tienen tantos adeptos.

Una elección entre personajes, en lugar de ideas. Se hace énfasis en la distinción entre la personalidad de los candidatos y el parecido de sus programas. Una situación, que termina explicando por qué, 40% de los electores, espera hasta el último momento para escoger por quien votar.

Es así, como en los últimos días de campaña, Sarkozy, busca ganar votos en territorio de la extrema derecha, abordando sin tabúes, temas propios al candidato Le Pen, sin olvidar rendirle honores al General De Gaulle, en su tumba. De su parte, Royal, persigue acercar en torno a ella, a esa parte del electorado socialista en desacuerdo con el programa propuesto por el partido, y para ello, está realizando un sprint, donde la candidata se muestra mucho mas ofensiva, al tiempo que, debe a como de lugar, disipar el malestar causado por la reciente iniciativa del ex primer ministro, Michel Rocard, quien clama por un acuerdo entre Royal y el candidato Bayrou. Propuesta que de momento, en éste escenario electoral sin distingos, hace que los electores socialistas no sientan complejo alguno en votar por el centrista Bayrou, así como tampoco lo sentirían los electores de Le Pen, votando por Sarkozy.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba