Opinión Internacional

Chávez, cumbre y democracia

Chávez, en la inauguración de una reunión con los Presidentes de Bolivia, Nicaragua, Honduras, Cuba, los Primeros Ministros de Dominica y San Vicente, miembros de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA) y con el Presidente de Paraguay, como invitado, dijo:»Yo lanzo la siguiente pregunta. ¿Dónde habrá más democracia, en Estados Unidos o en Cuba? … «Yo no tengo duda en decirlo: en Cuba hay más democracia que en los Estados Unidos».

Además Chávez, en la misma reunión, anunció que se oponía a los artículos 53 y 57 del proyecto de Declaración de la Cumbre de las Américas de Trinidad. El artículo 53 afirma lo siguiente: “Reafirmamos nuestro compromiso con la defensa, protección y promoción de los derechos humanos, así como con la independencia y la consolidación del Sistema Interamericano de Derechos Humanos.”

El artículo 57, dice: “Reconocemos el papel importante que representa la OEA en la solución pacífica de nuestras diferencias y el apoyo de los objetivos de la Carta Democrática Interamericana. Nos comprometemos a mejorar la capacidad de la OEA, en sus esfuerzos por ayudar al mejoramiento de la paz y la estabilidad democrática, social y económica de nuestra región.”

Los abogados suelen repetir que “a confesión de parte, relevo de pruebas”. Para el Presidente Chávez la dictadura totalitaria, comunista y dinástica de la familia Castro en Cuba es más democrática que los Estados Unidos y para colmo se opone precisamente a los artículos de la Declaración donde se apoyan el Sistema Interamericano de los Derechos Humanos y la Carta Democrática Interamericana.

En la Cumbre, Chávez optó por congelar su acostumbrada y virulenta agresividad verbal, consciente de que no era conveniente enfrentar la popularidad internacional de Obama y para tratar de “cubrir” la arremetida neofascista contra los líderes de la alternativa democrática en Venezuela.

Es sencillamente increíble y representa un insulto a la inteligencia que, prácticamente, todos los acusados de corrupción en Venezuela sean líderes de la oposición, cuando el chavismo controla, desde hace 10 años, el gobierno nacional, todas las instituciones del Estado y el 90 % de los gobiernos locales.

La Fiscalía no ha investigado las denuncias hechas por parlamentarios electos por el chavismo, en contra de la corrupción de la familia Chávez en el Estado Barinas, no ha investigado el caso del maletín de 800.000 dólares de PDVSA, descubierto en Argentina, entre muchos otros. Pero la Fiscalía ha actuado con celeridad para perseguir a Manuel Rosales, después que el Presidente Chávez anunció públicamente, entre insultos, que lo iba a “meter preso”.

Sólo esa declaración le aseguraría a Rosales el asilo político en Perú. Es evidente que Chávez entiende por democracia lo que Ceacescu y los demás sátrapas comunistas del extinto COMECON entendían como “democracias populares”.

Para cualquier alfabeto que no padezca de “ceguera ideológica”, la democracia es el sistema político en el cual los gobernantes son seleccionados a través de elecciones limpias y periódicas, donde existan las libertades de expresión, publicación, reunión y organización, la separación de poderes, el Estado de Derecho y una “cultura política” caracterizada por el diálogo, la tolerancia, la negociación y el compromiso. Además, en democracia hay adversarios que superar, no enemigos que destruir.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba