Opinión Internacional

Chávez: ¿quieres entrar al Mercosur? Entonces, ¡híncate y pide perdón!

La «Matriz de Ataque Mundial»

Antes de que ocurrieran los atentados del 11 de septiembre de 2001, la derecha norteamericana más recalcitrante ya tenía un plan muy bien elaborado de lo que sería la política imperial. Varios autores han documentado la farsa montada en torno a estos atentados y científicamente está demostrado que las Torres Gemelas, nunca pudieron ser derribadas por los aviones que contra ellas se estrellaron, que se trató de una implosión provocada desde adentro. Dentro de esta concepción del terror, se desarrolló una “teoría” que fue bautizada con el nombre de “Matriz de Ataque Mundial”

“El ámbito de la Guerra de George Bush fue sugerido dentro de los días siguientes al 9/11 cuando el director de la CIA hizo una presentación al Presidente y a su círculo más interno, denominado «Matriz de Ataque Mundial», que describía operaciones activas o planeadas de varias clases en ochenta países, o lo que denomina Woodward » una guerra global secreta sobre el terror.» (…) el Presidente [Bush] tenía la visión de que “Esta Guerra va a pelearse en muchos frentes » y vamos a eliminar el terror en cualquier parte que pudiera existir.” (…) A pesar de que se previó mucho antes del 9/11, la invasión de Irak podía verse como una continuación directa de esta guerra ilimitada; todo más debido al tono prevaleciente entre el Presidente y sus consejeros, quienes se describían como “impacientes para surgir del mar de las palabras y jalar el gatillo.” [1]

Esa política diabólica tuvo su mejor expresión en Venezuela mediante el frustrado golpe de estado del 11-04-2002, que fue concebido, planeado, dirigido y ejecutado por agentes cubiertos, encubiertos y descubiertos de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de los Estados Unidos, según lo ha documentado extensamente Thierry Meissen

“Otto Reich por ejemplo, un hampón político, eternamente implicado en los servicios secretos norteamericanos también se dice que estuvo implicado para derrocar a Chávez en Venezuela. El fue quien dijo a la BBC que a la Casa Blanca le gustaría que el actual presidente de Venezuela fuera destituido. Como responsable para América Latina en el Departamento de Estado, Otto Reich fue el promotor principal del golpe de estado que derrocó a Chávez por unas horas en abril del 2002, en asociación con la mafia cubano-americana de Miami y el grupo de golpistas mediáticos, liderado por Gustavo Cisneros. A pesar de la reciente derrota electoral, seguramente los deseos de tumbar a Chávez no se detendrán en las puertas de la Corte Electoral.” [2]

Por eso, no es de extrañar la conducta de todos los lacayos del Imperio, que actúan coordinadamente para atacar a Chávez y sacarlo del medio, y en esta cruzada se encuentra el gobierno de México, el expresidente Vicente Fox, José María Aznar [3], en fin toda la fauna de la derecha latinoamericana y española, los mismos que celebraron el golpe de estado de Carmona y que después tuvieron que recular cobardemente. En este coro se encuentran “afiliados” personajes de diversa índole, con un solo denominador común: el deseo de frenar a como haya lugar el proceso revolucionario bolivariano. Entre ellos está un personaje singular: José Sarney. [4]

Sarney llegó a la presidencia del Senado de Brasil de la mano de Lula, a pesar de los terribles antecedentes que tenía como gobernante [5], los que posteriormente serían “enriquecidos” gracias a los aportes particulares que hizo su hija Roseana. [6]
Teatro dentro del Teatro

Luigi Pirandello (1867/1936), premio Nobel de Literatura, autor teatral, escribió una obra titulada “Seis personajes en busca de autor) [7], que es una obra capaz de juntar a la filosofía con un humor que le llega al lector. Pirandello cuenta la historia de seis personajes que gracias a la fantasía existen y que buscan a un autor que los plasme. Los personajes de una pieza nunca terminada de escribir, aparecen para pedirle cuentas al dramaturgo que los dejó a medio concebir. El propio Pirandello en el Prefacio de su obra, cuenta que:
“… aquellos seis personajes que suben al escenario al principio de la comedia. O bien uno u otro, pero con frecuencia uno desautorizando al otro, empezaban a contarme sus tristes asuntos, cada uno gritando sus razones, aventándome en la cara sus descontroladas pasiones, casi del mismo modo como ahora lo hacen en la comedia con el desdichado Director. ¿Qué autor podrá contar alguna vez cómo y por qué un personaje nació en su fantasía? El misterio de la creación artística es el mismo misterio del nacimiento. Puede ser que una mujer, amando, desee convertirse en Madre, pero el deseo por sí sólo, por más intenso que sea, no basta. Un afortunado día ella será Madre, sin advertir de manera precisa la concepción. De igual modo un artista, viviendo, recibe muchos motivos de la vida, y no puede jamás decir cómo y por qué, en determinado momento, uno de estos motivos vitales entra en su fantasía y se convierte en una criatura viva, en un plano de vida superior a la voluble existencia diaria.”

Esta obra de Pirandello es una reflexión sobre la relatividad de la vida y sus engaños, escrita en 1921, y forma parte de otras dos obras que constituyen lo que se llamó el “teatro dentro del teatro”, que es uno de los retos intelectuales más importantes de este género artístico en el siglo XX. El drama real, el que se desarrolla, no es el de los personajes, sino el de ser una pieza teatral que es diferente cada noche, en la que la presencia física de sus personajes demanda jugar la escena primaria.

Estas consideraciones sobre la obra de Pirandello se me antojan, un poco arbitrariamente, lo sé, ante el inmenso escenario en el que se está jugando el destino de este continente, focalizado ahora en Venezuela. Por allí desfilan, hablan, opinan, traman conjuras, conspiran y sobornan a otros personajes cuyo único afán es congraciarse con el Imperio, para garantizar el predominio de sus intereses sobre los de la inmensa mayoría de la población que está sumida en la pobreza. Allí está José Sarney, inescrupuloso, rastrero, sumiso con la antipatria y arrogante con quienes defienden los intereses del pueblo, ahí anda, buscando inútilmente quien lo interprete. Una mujer puede desear con toda su pasión convertirse en madre y no lo logra, porque no basta sólo la intención. El refrán popular, parodiando a Pirandello, dice que “con humo no se asan jojotos”.

Sarney, sale solícito a hacer el trabajo sucio que Bush no se atreve ni puede hacer. En la reciente Asamblea de la Organización de Estados Americanos (OEA), Condoleeza Rice no encontró a nadie que se atreviera a plantear el caso de RCTV y salió con las tablas en la cabeza. Nunca jamás un representante del Imperio había sido zarandeado como lo fue Condoleeza en Panamá. Y estas afrentas el Imperio las cobra y para ello se apoya en estos cipayos obedientes. Por eso no es de extrañar que salga a pontificar: [8]
“José Sarney aseguró hoy que la decisión del gobierno venezolano de no renovar la concesión a la televisión Radio Caracas Televisión (RCTV) atenta contra la democracia en el país y alertó que la cláusula democrática del Mercosur no permite esa «tentación totalitaria.(…) «Nuestra protesta es contra la tentación totalitaria, de la cual actos como este (la no renovación de la licencia de RCTV) constituyen una visión del comienzo» de dicha tentación totalitaria, «La cláusula democrática que Alfonsín y yo colocamos como base de la integración suramericana es pétrea. Fuera de ella no hay salvación», al referirse a la cláusula que prevé la exclusión del Mercosur de países en los que la democracia esté amenazada (…) Dicha cláusula fue aprobada algunos años después de los acuerdos con que los entonces presidentes de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, entre ellos Alfonsín y Sarney, crearon el Mercosur, el principal bloque de integración de Suramérica y en el que Venezuela fue admitido recientemente (…) «El cierre de la mayor emisora de televisión de Venezuela en homenaje a la diosa Adrastéia, la diosa de la venganza, es inconcebible”

Sarney, frustrado poeta, entre otras cosas, para adornar su posición en contra de una decisión legal, legítima y moralmente transparente del gobierno venezolano, concluye con esa frase ridícula. En Brasil se conoce muy bien la conducta de Sarney, quien ha maniobrado para encubrir el escándalo protagonizado por su socio Eduardo Azeredo, acusado por actos de corrupción, actividades ilegales de toda índole que han atentado contra el patrimonio de la República. A esos famosos escándalos de corrupción llamados popularmente «mensalão” en Brasil (Ver: (%=Link(«http://pan.starmedia.com/noticias/elecciones/mensalaolula_156841.html»,»http://pan.starmedia.com/noticias/elecciones/mensalaolula_156841.html»)%)), le hace fondo un coro de personajes formado por las familias Marinho, Frias, Mezquita y Civita, que ven amenazados sus privilegios, por la contundencia del ejemplo de Chávez, al sacudirse la tiranía de una mafia que controlaba y abusaba a su antojo el espectro electromagnético de Venezuela. Ese ejemplo no puede ser imitado y hay que ponerle coto de inmediato.

Sarney, político inmoral, durante su mandato distribuyó sin medida concesiones de radio y televisión en Brasil, y así lo han hecho constar:
“Haciéndose porta-voz de su colega Eduardo Azeredo, el senador José Sarney trata, así, de erigirse en el gran acusador del Gobierno de Caracas. Luego, el senador José Sarney, que fue presidente biónico (electo no por el voto del pueblo, sino por un Colegio Electoral organizado por la dictadura), y que tuvo durante los cinco años de su mandato, a su colega del senado Antônio Carlos Magalhães, como su Ministro de Comunicaciones. Un ministro que distribuyó por todo el país concesiones de canales de radio y televisión para conseguir que el entonces presidente José Sarney, nominado por el colegio electoral para presidir el país por cuatro años, tuviese un año más de mandato en la Presidencia. Un ex-presidente que, además de estar envuelto, en su estado de origen (Maranhão) en graves denuncias de corrupción, mantiene allí el control absoluto de todos los medios de comunicación: una red de televisión ligada a Globo y de su propiedad y la otra, que concedió a su amigo, el senador Lobão. Y, a pesar de todo su poder en Maranhão, el señor José Sarney es senador por Amapá, estado donde jamás residió, donde jamás vivió.” [9]

A Sarney y sus socios poco les importa la democracia y los derechos humanos, y la elocuencia de la hipocresía que demuestran, no tiene límites. Se camuflan en ese ropaje retórico para encubrir las más horrendas violaciones a los derechos humanos en todo el continente latinoamericano y han sido mudos ante los atropellos, como por ejemplo cuando se consumó, aunque brevemente, el golpe de estado patrocinando por la CIA en Venezuela. La preocupación que tiene por la democracia en Venezuela, no es la misma que aplican en Brasil.
“Es más: si el Senado brasileño está preocupado con la democratización de los medios de comunicación, tienen en Brasil un excelente campo donde ejercer su preocupación: deberían constituir una comisión que investigue ese tema entre nosotros, el oligopolio privado de los medios de comunicación, sus vínculos con los organismos internacionales que definen sus pautas, sus financiamientos, su situación financiera en relación con los financiamientos publicitarios -especialmente con los estatales, con el pago de los impuestos- incluidos los de la seguridad social (de cuyo «déficit» acostumbran reclamar tanto a pesar de las astronómicas deudas que mantiene ese sector) [9]
Lula, ocúpate de amarrar a tus locos

Vistos los vínculos que tiene Lula con Sarney, quienes se deben mutuos favores, el llamado sería que se ocupara de resolver los asuntos internos de Brasil, como lo ha dicho. Ante las irresponsables actuaciones de la derecha brasileña, particularmente de sus voceros José Sarney y Luiz Felipe Lampreia, cuyas pretensiones están muy claras, que no son otras que las de dinamitar la experiencia de Mercosur e implantar el ALCA, deberían tener presentes las palabras de Lula:
«Brasil tiene intereses en Venezuela, y Chávez en Brasil; tenemos proyectos conjuntos. Estamos construyendo juntos por ejemplo una refinería. Hay muchas inversiones brasileñas en Venezuela, y creo que esa cooperación entre los dos países va a continuar» (…) Tengo confianza en el presidente Chávez y estoy seguro de que él también tiene confianza en mí, y cuando tenemos alguna diferencia, hablamos abiertamente sin que haya secretos entre nosotros « [10]

Venezuela no sólo tiene una balanza comercial deficitaria con Brasil, sino que el intercambio entre los dos países ha crecido en forma espectacular, lo que ha permitido colocar a nuestro país en el décimo cliente de Brasil en todo el mundo. Para comprobar estas afirmaciones, me permito citar las declaraciones del señor José Marcondes Neto, presidente de la Cámara de Comercio Venezuela-Brasil, quien advirtió:
“… a la Federación de Industrias de Sao Paulo (FIESP) que no asuma «el papel político que Fedecámaras ejerció en Venezuela», en alusión a la corporación empresarial venezolana que en 2002 participó del golpe de estado contra Hugo Chávez, colocando a su titular, Pedro Carmona, como presidente de facto. Marcondes defendió el ingreso de Venezuela al Mercosur y acusó a industriales brasileños de «faltar el respeto a Venezuela» por «disputas político-ideológicas, sin tener en cuenta que desde la asunción de Luiz Lula da Silva en 2003 el comercio bilateral creció un 486%, convirtiendo a Venezuela en el décimo comprador de productos brasileños (…) detrás de Estados Unidos, Argentina, China, Holanda, Alemania, México, Chile, Japón e Italia. [11]

Lula dice que Hugo Chávez debe ocuparse de los asuntos de Venezuela, entonces debería empezar recomendándole al Senado que se ocupe de los asuntos de Brasil. Ese Senado brasileño debería iniciar un debate, si es que cree en ello, para que se investigue la relación que existe entre los medios de comunicación brasileños con sectores internacionales, sus financiamientos, su situación financiera, pagos de los impuestos, los problemas de la seguridad social, etc.

Ahora en Brasil lo que se discute con más vehemencia es sobre la corrupción generalizada que existe en ese país, a la que no escapa ni siquiera el hermano de Lula, llegándose al extremo del allanamiento de su casa:
“La Policía allanó la casa de Genival da Silva en medio de una investigación sobre una banda dedicada al juego ilegal y al lavado de dinero. «Confío en que es inocente», dijo el presidente brasileño. Un nuevo frente de problemas amenaza con caer sobre el presidente brasileño Lula da Silva, a raíz de las sospechas de corrupción que salpican a uno de sus hermanos y a un compadre. (…) Darío Morelli Filho -uno de cuyos hijos es ahijado del mandatario- fue detenido por la acusado de vínculos con mafias del juego ilegal. Por la misma causa, fue allanada la casa de Genival Inácio da Silva, hermano del presidente (…) En la operación policial fueron detenidas 77 personas, acusadas de integrar una mafia del juego ilegal, que además estaría implicada en los delitos de contrabando de máquinas traga-monedas, sobornos a policías y funcionarios públicos, y lavado de dinero, posiblemente del narcotráfico. [12]

El pueblo brasileño sabe que Chávez lo que ha hecho es promover las mejores relaciones entre los dos países, en bregar por la integración y la amistad entre ambas naciones. El pueblo de Brasil no tiene solidaridad automática con un Senado donde se incuban los más graves escándalos de corrupción que sería prolijo enumerar. El trapo rojo de Chávez es buena excusa para ocultar sus debilidades éticas y morales.

“Olvídense del tango que Gardel ya se murió”

La derecha brasileña todavía no conoce bien a Chávez. Pretenden acorralarlo con la amenaza de no aprobar el ingreso de Venezuela al Mercosur y como condición (o chantaje) para empezar a hablar del asunto sugieren que Chávez pida excusas al Senado del Brasil. ¿Se imaginan ustedes tamaña barbaridad?

Venezuela se perjudicaría si se le veta el acceso al Mercosur, pero Brasil también perdería mucho más. Pónganlo en la balanza y decidan qué van a hacer. Recuerden que el presidente Chávez reaccionó contra el Senado del Brasil, sólo después que éste se inmiscuyó en los asuntos internos de Venezuela, de la misma forma como lo hizo contra el Senado de Chile, y por las mismas razones.

NOTAS
[1] Según se ha conocido posteriormente, Venezuela se encontraría incluida entre esos países. La cita es de un foro celebrado en el sitio de la Presidencia de México: (%=Link(«http://foros.fox.presidencia.gob.mx/read.php?16,164145″,»http://foros.fox.presidencia.gob.mx/read.php?16,164145»)%)
[2] Thierry Meyssen: “Inteligencia, Contrainteligencia y Desinteligencias”, en: (%=Link(«http://www.radio36.com.uy/mensaje/2004/08/m_290804.htm»,»http://www.radio36.com.uy/mensaje/2004/08/m_290804.htm»)%)
[3] “…Aznar arremetió hoy en Praga contra (…) Hugo Chávez, y contra el líder cubano, Fidel Castro, en la inauguración de una conferencia sobre democracia y seguridad. (…) Y todos nosotros debemos agradecer a quienes ponen en riesgo sus vidas en contra de regímenes intolerantes, dictadores o fanáticos: desde China a Cuba, y desde Irán a Venezuela».
Ver: (%=Link(«http://www.elimpulso.com/Pages/VerNoticia.asp?id=42172″,»http://www.elimpulso.com/Pages/VerNoticia.asp?id=42172»)%)
[4] Para ubicarnos, les diré brevemente que José Sarney, desarrolló su carrera política en el seno de diversas formaciones políticas, dando saltos, sin ser atleta, de un partido a otro, como el partido Arena, así como el Partido Democrático Social (PDS). Entre los años 50 y 60 fue elegido en repetidas ocasiones diputado y senador, y ostentó el cargo de gobernador del estado de Maranhão entre 1965 y 1970. En 1984 fundó el Partido Liberal, con el que concurrió a las elecciones de 1985, en las que fue elegido vicepresidente. El presidente electo, Tancredo Neves, del partido del Movimiento Democrático Brasileño y cabeza de la candidatura de Sarney, muró, y eso convirtió a Sarney en presidente de Brasil. Su mandato se caracterizó por una grave crisis económica. Tras dejar la presidencia en 1990, continuó con su trayectoria política. En 1995 fue elegido senador por el estado de Acre y en 1996 fue elegido presidente del Senado. Sarney había propiciado la creación de un partido llamado Alianza Democrática. El Partido de los Trabajadores de Lula, no quiso participar en las elecciones indirectas por considerarlas una farsa.
[5] A los 72 años y con una larga trayectoria política, José Sarney (…) fue nombrado presidente del Senado brasileño. Asumió gracias al apoyo del PT de Lula (…) Luego de largas negociaciones entre el PT y el PMDB, José Sarney fue presentado como candidato único para ocupar la presidencia del Senado de Brasil. De esta forma, el Partido de los Trabajadores que llevó al poder al sindicalista de izquierda Lula Da Silva, le devolverá el favor al PMDB. Es decir que, el partido al que pertenece Sarney, respaldó a Lula, quien con su ayuda finalmente se consagró presidente en la segunda vuelta (…) [La] gestión [de Sarney] estuvo teñida por la hiperinflación, la impopularidad y la desconfianza de la población. Con la dictadura, Sarney se afilió a la Alianza Renovadora Nacional (Arena), heredera de la UDN, que junto al Movimiento Democrático Brasileño (MDB) fueron los dos partidos permitidos por el régimen. Fuente: El Correo (Argentina) (%=Link(«http://www.elcorreo.eu.org/esp/article.php3?id_article=1135″,»http://www.elcorreo.eu.org/esp/article.php3?id_article=1135»)%)
[6] “La candidata a la presidencia de Brasil, Roseana Sarney, será sometida a una investigación judicial sobre los manejos de dineros de su empresa, según confirmaron ayer las autoridades judiciales de ese país. (…) La candidata, hija del ex presidente de la República José Sarney, y su esposo y secretario de planificación de su gobierno, Jorge Murad, serán investigados por presuntos vínculos con firmas involucradas con la utilización indebida de recursos estatales de la Superintendencia de Desarrollo de la Amazonia (…) [Sarney se aprestó entonces] «para denunciar una campaña de desprestigio contra Roseana Sarney impulsada por sectores ligados al gobierno del presidente Fernando Henrique Cardoso».
Diario Clarín (Buenos Aires):
(%=Link(«http://www.clarin.com/diario/2002/03/12/i-02601.htm «,»http://www.clarin.com/diario/2002/03/12/i-02601.htm»)%)
[7] Luigi Pirandello, “Seis Personajes en busca de autor”, Editorial Terramar, Colección Clásica, 2004, rústica, 104 páginas. Título original: “Sei personaggi in cerca d’autore”
[8] Diario El Universal (Caracas): (%=Link(«http://www.eluniversal.com/2007/06/01/pol_ava_ex-presidente brasil_01A878305.shtml»,»http://www.eluniversal.com/2007/06/01/pol_ava_ex-presidente brasil_01A878305.shtml»)%)
[9] Adital (Brasil) (%=Link(» http://www.adital.org.br/site/noticia.asp?lang=ES&cod=27948″,» http://www.adital.org.br/site/noticia.asp?lang=ES&cod=27948″)%)
[10] Diario “El Universal” (Caracas)
(%=Link(«http://www.eluniversal.com.mx/notas/429956.html»,»http://www.eluniversal.com.mx/notas/429956.html»)%)
[11] Agencia Ansa, citada en:
(%=Link(«http://www.noticierodigital.com/forum/viewtopic.php?t=206808″,»http://www.noticierodigital.com/forum/viewtopic.php?t=206808»)%)
[12] Diario “Clarín” (Buenos Aires)
(%=Link(«http://www.clarin.com/diario/2007/06/05/um/m-01432651.htm»,»http://www.clarin.com/diario/2007/06/05/um/m-01432651.htm»)%)

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba