Opinión Internacional

Clinton en Bakú…

La Secretaria de Estado de los Estados Unidos, Hillary Diane Rodham Clinton, nativa de Chicago, es de profesión abogada y política. La señora Clinton llegó a Bakú el miércoles 6 de junio, de visita oficial, para dar inicio a un recorrido en la región del Cáucaso meridional, en vista del empeoramiento de las relaciones de su presidente, Ilam Aliyav, con el líder iraní, ayatolá Ali Khameneii y el presidente ruso, señor Vladimir Putin.

Bakú es la ciudad capital de la República de Azerbaiyán, un estado secular que ha sido miembro del Consejo de Europa desde 2001. Es de orientación pro-Occidental y cuyos vínculos con Israel se estrechan cada vez más, tanto en materia militar como energética.

Washington nunca ha admitido su participación directa en las relaciones bilaterales que se desarrollan entre Bakú y Jerusalén. Pero es significativo que la recepción de bienvenida a la Secretaria de Estado de los EE.UU en la capital de Azerbaiyán incluye al señor Richard L. Morningstar, a quien el presidente Barack Obama recibió en mayo como embajador en esa República, quién todavía espera por la aprobación del Congreso.

Fuentes de inteligencia del Medio Oriente informan que Morningstar es el arquitecto de la administración Obama en materia de política petrolera y de gas en Asia Central, en contraste con Rusia e Irán, así como es el eje de la política energética de EE.UU en el oriente medio. Él estuvo presente en todas las negociaciones que condujeron a la firma de los contratos entre Israel, Grecia y Chipre para la distribución los yacimientos de petróleo y gas en el mar Mediterráneo. Igualmente se puede suponer que Morningstar estuvo presente en el recién firmado contrato de 1,6 millardos de US$, por la venta de armas israelíes a Azerbaiyán, pese a que es poco probable que Washington lo confirme.

Rusia e Irán están particularmente preocupados por el incremento de la influencia militar de Azerbaiyán en el Cáucaso y el Mar Caspio. Con un ejército bien equipado, va a tener mayor libertad para imponer una política energética independiente y menos vulnerable a las presiones de Teherán y Moscú.

En 2011, Israel adquirió un tercio de su consumo de petróleo desde Azerbaiyán, unos 2,5 millones de toneladas de crudo, el más grande socio comercial de Israel en el antiguo bloque soviético de la región del Caspio.

En opinión de algunos expertos militares occidentales, la interfaz entre el azerbaiyano y el israelí basado en el intercambio de energía y las esferas militares de Jerusalén, le ofrecen una vía estratégica a la región del Caspio, que actúa bajo las narices de Irán, así como unalucrativa fuente de ingresos para la industria armamentista en los años por venir.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba