Opinión Internacional

Colombia: ¿Qué pasó?

Las elecciones presidenciales realizadas hace algunos días en Colombia, registran una abismal diferencia de más del 50% a favor de Juan Manuel Santos, respecto a la votación alcanzada por Antanas Mockus; porcentaje aún insuficiente para que éste logre el poder en una primera instancia. Sin embargo, esta respuesta electoral, hace prever el triunfo de Santos en la segunda vuelta.

Se recordará que pocos días antes a la consulta popular las encuestadoras vaticinaban un empate técnico entre ambos candidatos. Finalizado el escrutinio, cabe preguntar: ¿Qué pasó? ¿Se podría pensar que las consultoras de opinión se apresuraron en adelantar un pronóstico electoral a todas luces equivocado? Hay quienes atribuyen esta errada predicción al rol político que en los últimos años vienen ejerciendo estas empresas en varios países latinoamericanos, forzando preferencias hacia uno u otro candidato, lo que a la larga les ha restado credibilidad.

Respecto al fracaso electoral de Mockus, muchos analistas lo ligan a la desafortunada intervención del presidente venezolano en la dinámica electoral colombiana, toda vez que a más de calificar y descalificar candidatos, Hugo Chávez, llegó al extremo de advertir que tomaría represalias contra este país de salir electo Juan Manuel Santos.

Sin duda,  el fracaso electoral de Mockus repercutirá negativamente en la política exterior de Chávez, pues más allá de una férrea oposición al avance del socialismo siglo XXI, influirá indiscutiblemente en la intención de éste de incorporar a las FARC como proyecto político en el contexto internacional. Y no es menos cierto que Santos en la presidencia de Colombia, constituirá una importante barrera al plan expansionista de Chávez. A más de ello, la victoria de Santos muestra una tendencia que marca un nuevo retroceso de los gobiernos de izquierda en la región. 

En defensa propia, Mockus, durante el proceso electoral, anunció que de ganar las elecciones invitaría a Chávez a su posesión. Pretendió con esta actitud, convencer al electorado que con gestos de concordia se podría aplacar la adversa disposición del presidente venezolano hacia Colombia. Evidentemente este acercamiento al chavismo impactó, y tuvo un gran costo electoral para el canditato del partido Verde.

Otro craso error político de Mockus, fue el de calificar la acción subversiva de las FARC, como un simple secuestro, cuando en este país la acción de los grupos irregulares es considerada terrorista, criminal y depredadora. Esta declaración, junto a la intención hecha pública que, de resultar electo, extraditaría al Ecuador al presidente Uribe, a Santos y a los altos mandos de las Fuerzas Militares colombianas por el ataque a Raúl Reyes durante la Operación Fénix, le habría generado una gran resistencia entre los ciudadanos de este país.

A más de lo ya señalado, se debe advertir también, que más allá de comprensibles especulaciones, válidas en todo caso, las encuestadoras colombianas olvidaron tomar en cuenta el voto rural, que definitivamente se inclinó masivamente a favor de Juan Manuel Santos.

Entretanto, ya han comenzado con gran intensidad las estrategias y propuestas de alianzas en busca de apoyos hacia la segunda vuelta electoral que se realizará el próximo 20 de junio, esta vez entre Santos y Mockus.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba