Opinión Internacional

Con los gemelos en Polonia

Polonia dejará de ser la oveja negra de la Comunidad Europea (CE) tras la victoria parlamentaria del Partido Liberal Plataforma Ciudadana de Donald Tusk que destronó a los hermanos Lech y Jaroslaw Kacszynky del partido derechista Ley y Justicia, presidente y primer ministro del país desde 2005.

El primer país del bloque comunista que desafió a un gobierno satélite de la ex Unión Soviética en la década de los 80, y cuyo ejemplo de transición a una democracia liberal le valió una rápida entrada a la CE, se estaba convirtiendo en una traba para los europeos en su afán de concretar reformas democratizadoras en el continente.

En 2005, Lech Kacszynky fue elegido Presidente, semanas después de que el partido liderado por su hermano Jarowlaw, Ley y Justicia, había logrado la victoria en las elecciones parlamentarias. Entonces, Jaroslaw declinó el cargo de primer ministro y se le otorgó al europeísta Casimires Marcinkiewics quien renunció a los pocos meses luego de que el Jefe de Estado le hiciera la vida imposible. Fue así como el mayor de los Kacszynky justificó el nombramiento de su hermano como jefe de gobierno y ya con todo el poder ejecutivo en sus manos, los hermanos gemelos promovieron la llamada “Ley de Lustración”, que buscaba obligar a 700 mil polacos a confesar si colaboraron con el pasado régimen comunista para prohibir a quienes lo hicieron ejercer su profesión por un período que podía alargarse hasta 10 años.

Este intento de truncar la democracia por medio de listas negras como las de las purgas de Stalin y Mao Tse Tung, las del senador McCarthy en Estados Unidos, la Lista Tascón en la Venezuela pre-monárquica “bolivariana” y tantas otras destinadas a intimidar y perjudicar a “la vida de los otros” (de eso se trata el film alemán de ese título premiado con el Oscar), – fue anulado por el Tribunal Constitucional polaco alegando problemas de redacción y la inconstitucionalidad de algunos artículos de la ley. Los magistrados desaprobaron que hubiesen referencias generales a sectores como el de profesores y periodistas y exigieron que la ley fuese aplicable “solo de manera individual”, con lo cual la esencia de este decreto no fue cuestionado y de haber continuado en el poder Jaroslaw Kacszynky, la “Ley de Lustración” habría sido promulgada con ligeras modificaciones.

El gobierno de los gemelos prometía borrar “el veneno rojo” del pasado con la misma cicuta que utilizaron los comunistas polacos contra aquellos quienes disentían de su régimen y mientras la sociedad se mantenía expectante de que la reforma entrara en vigencia, con algunas correcciones y eufemismos, muchos temían que firmar o no la declaración de la “Ley de Lustración” podía ser utilizada en su contra. No queda duda de que la intención de los Kaczynsky era la de neutralizar a los partidos liberales y de izquierda que encaraban las políticas discriminatorias y xenófobas de su gobierno.

Entre los proyectos del ex premier estaba el de “castigar a todo aquel que promueva la homosexualidad en centros educativos” o que simplemente hiciese pública su condición de gay; decretar la pena de muerte a pesar de que Polonia tiene un acuerdo con los países socios de la CE que no le permite promulgarla; la prohibición del aborto y una política exterior de abierta confrontación a Rusia.

La coalición del partido de los hermanos Kaczynsky, junto a dos partidos de ultra derecha, La Liga de las Familias para el Desarrollo y el Partido de la Autodefensa (sus nombres revelan cuan conservadores y chauvinistas son sus miembros), estaban encaminados a convertir a Polonia en la primera autocracia en dirección a restaurar los viejos fantasmas del fascismo y el antisemitismo europeo con decretos como el de prohibir en las escuelas el estudio de obras de Kafka (por judío), de Dostoievsky (por ruso), y otros autores extranjeros que debían ser sustituidos por “autores polacos nacionalistas y patriotas”. La aprobación de estos medidas fue postergada tras una crisis de gobierno provocada por Jaroslaw Kaczynsky luego de despedir de su cargo a su vice primer ministro, Andrez Lepper, líder del Partido de Autodefensa, por un supuesto escándalo en el manejo de unos terrenos del Estado.

Esta denuncia provocó la caída de la coalición de gobierno y condujo a la disolución del parlamento, con la consecuente convocatoria a las elecciones de noviembre de 2007. Los gemelos Kaczynsky creyeron que ganarían con facilidad y obtendrían más poder puesto que su partido disfruta de cierta popularidad debido a la buena marcha de la economía, el descenso del desempleo y la imagen de un Estado que lucha contra “valores corruptos”, en una sociedad muy católica.

Afortunadamente, muchos potenciales votantes del partido Ley y Justicia giraron hacia el centro, conscientes del camino al cual los conducían Jaroslaw Kaczynsky y por el momento evitaron que su país se hunda en un régimen con un poder ejecutivo copado por dos hermanos que los conducían hacia una dictadura de derecha, némesis de la famosa “hermanocracia” totalitaria y comunista de Fidel y Raúl Castro.

La “Ley de Lustración” – cuyo nombre se deriva de un termino de la Roma primitiva con el que se designaba a una purificación ritual que se realizaba cada cinco años, un lustro – ya no podrá ser aprobada y los miembros de la CE, que observaban con incertidumbre, a través de difusos gemelos, los fantasmas del fascismo que parecían resurgir de Polonia al resto del Viejo Continente, respiran aliviados de que uno de los tenebrosos gemelos deja la jefatura de gobierno, aunque el otro se mantenga como presidente del país.

El reciente resultado electoral que convierte a Jarowlaw Kaczynsky en líder de la oposición, cambia la trayectoria euro escéptica, nacionalista y de corte antisemita de Polonia y le devuelve prestigio a esa nación que en las últimas décadas ha sido asociada en el mundo con figuras contemporáneas que los honran como Lech Walesa y el Papa Karol Wojtyla.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba