Opinión Internacional

Cuidadado: Evo cumple

Tal como lo habíamos sospechado Evo está llevando a cabo su imparable plan destinado a desestructurar el sistema político, económico, social y jurídico que sostiene al actual Estado boliviano.

En el presente, avanza con paso firme en un serio intento de desestructurar a las prefecturas, comités cívicos, municipios y universidades. Consideramos que dentro de esta absurda contienda que ha armado por los recursos del IDH, el Presidente está echando las redes para pescar en río revuelto, lo que equivale a que llegue a realizar una oferta individual a algunos de los sectores que se encuentran afectados con el RECORTE DEL IDH; por lo pronto ha excluido de este recorte a las FF.AA por razones obvias.

«Evo Cumple», cuando tiene que implementar medidas que son un remedo burdo de la política olañetista, resabio de practicas coloniales, que se alimentan de una mezcla de cinismo, traiciones, dobleces, golpes bajos y juegos sucios.

Como parte de esta conducta, en una reunión entre partes le dejó entrever a la Federación de Asociaciones Municipales de Bolivia (FAM) que está estudiando la posibilidad de buscar alternativas para no reducir los recursos a los municipios, excluyéndolos así del pago de la renta de vejez «Dignidad».

Habló de hacerles una propuesta para presentarla ante el organismo que reúne a los 327 municipios del país. Por supuesto que esta táctica ya no se constituye en una novedad, porque Evo estimula la traición sin ningún remordimiento, porque utiliza la doble cara para sacar ventajas de uno y otro lado y porque en este tenor el presidente habría expresado que está predispuesto a no reducir el IDH a los municipios del país «porque estos trabajan cerca de la gente». Sabemos que desde que Chávez le ha dado su cartilla del Socialismo del Siglo XXI, Evo anda repartiendo cheques venezolanos a los municipios, gambetea con ellos y por el momento los está utilizando porque necesita tenerlos de su lado hasta desestructurar el actual esquema de división política departamental. El mandatario ha anunciado que aparecerá en breve con una fórmula que excluya a los municipios, que con seguridad será una de sus acostumbradas pócimas de alquimia, que traerá como ingredientes infalibles, unos kilos de deslealtad, entreguismo, fraude, violación, dobleces, y engaño al troche moche. Estas pócimas después de ser ingeridas producen alucinaciones, vértigo, confusiones mentales y terminan con un síndrome de amnesia, de catatonismo, de traición y rompimiento del tejido de organización politico-social.

Si los municipios, así como los otros bloques afectados no entienden que en el caso del IDH no se debe romper la ley para que el embudo sea ancho para algunos y angosto para otros, para crear favoritismos y desigualdades, para degradar la institucionalidad y los principios de equidad, no estarían actuando con honestidad y con la meridiana claridad de que la justicia debe ser para todos. Además que es la hora de la hora en la que debe quedar claro que en la presente circunstancia no se trata sólo de un tema de dinero sino del rompimiento de los principios, de permitir que se destituyan derechos o por el contrario luchar por mantenerlos.

Sería terrible que «Evo cumpla» y nos rompa y nos lleve a que nos destruyamos desde adentro.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba