Opinión Internacional

Cumbre euroafricana

Conseguir que la pobreza de África se reduzca a la mitad en quince años es la finalidad primordial de la Cumbre euroafricana que ayer comenzó en El Cairo. Bajo el patrocinio de la OUA y la UE asisten a ella los más altos dirigentes de los 53 países del continente africano, los ministros de Asuntos Exteriores de los 72 países participantes y los jefes de Gobierno de los Quince, entre ellos, José María Aznar. Aunque se espera que la Declaración final y el Plan de Acción recojan hasta 125 medidas, previamente debatidas y acordadas por los técnicos, ninguna de ellas, por lo que ha podido filtrarse, consistiría en mayores aportaciones económicas directas. Se considera que la salida del subdesarrollo y la inserción en la economía globalizada de África deben asentarse en programas de ayuda, colaboración y promoción del desarrollo pero no en limosnas. Se potenciarían los dos grandes acuerdos de cooperación con el continente africano, ya existentes, el firmado con los países ACP (África, Caribe y Pacífico), entre los que hay 46 africanos, y los Acuerdos Euromediterráneos con los países del Magreb.

Con un promedio de renta personal de unas 7.000 pesetas mensuales y un 40 por ciento de la población que vive por debajo de ese umbral, África es el continente olvidado. Su deuda externa asciende a unos 60 billones de pesetas y sus ingresos están condicionados por el mercado internacional de materias primas, en cuya fijación de precios no puede influir. Hoy están sumidos en conflictos bélicos de origen tribal países como Liberia, Sierra Leona, Etiopía, Congo, Burundi. En otros muchos, la corrupción de los gobernantes, el gasto en armamento, los atentados terroristas campan a sus anchas entre una población sumida en el analfabetismo, el hambre y las pandemias. La violación de los derechos humanos, el integrismo religioso y la discriminación de la mujer son, en fin, las muestras más palpables del enorme camino que aún deben recorrer los países africanos para alcanzar un mínimo de condiciones para la libertad y el progreso.

Tanto la Declaración como el Plan de Acción hacen referencia a la cooperación económica internacional y regional, a la necesidad de fomentar la inversión para la integración africana en el proceso de liberalización del comercio mundial. También recogerán la decisión de la UE y de los países de ACP de dedicar el equivalente a unos 166.000 millones de pesetas del Fondo Europeo de Desarrollo para una futura Comunidad Panafricana. La UE se compromete igualmente a apoyar un programa de infraestructuras de comunicación interna entre los países, y reforzará la iniciativa HIPC (Países Pobres altamente endeudados). Con la colaboración del G-7 y el FMI se aumentarán los recursos presupuestados para el alivio de la deuda, que se unirán a las ayudas que, bilateralmente, prestan ya algunos países.

Las contraprestaciones que la UE exigirá para estos programas de ayuda son eminentemente políticas: el respeto a los derechos humanos, con una referencia particular a la supresión de las prácticas generalizadas que deshumanizan la vida de mujeres y niños, tales como la ablación sexual y el trabajo infantil. Habrá un mayor diálogo para la prevención de conflictos étnicos y religiosos y sobre compensación por el expolio de obras artísticas. En la sesión de trabajo en la que participa el presidente del Gobierno en funciones, José María Aznar, se abordan materias relativas a la erradicación de la pobreza, la educación, la salud y la inmigración. Al ser frontera exterior de la UE y recibir gran número de inmigrantes desde África, España está muy interesada en esta última materia y planteará la necesidad de cooperación para solventar las causas de la inmigración tanto en los países de origen como en los de tránsito y destino. Pese al encendido discurso antioccidental de Muhamar Gadafi en la sesión inaugural, una nueva era de ayuda al desarrollo del continente africano comienza con razonables posibilidades de éxito.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba