Opinión Internacional

DC y Alianza se unen contra Chávez

Los senadores Patricio Walker (DC) y Andrés Allamand (RN) presentarán un proyecto de acuerdo en el Senado, para que éste nomine una delegación de observadores del Congreso chileno que supervise las elecciones parlamentarias del 26 de septiembre en Venezuela.

El gesto se convierte así en el primer pacto explícito de la Alianza con la DC en el gobierno de Sebastián Piñera y marca una clara posición de cuestionamiento transversal -con el apoyo de la UDI- a las políticas internas del régimen de Hugo Chávez.

Ambos parlamentarios viajaron el domingo pasado a Caracas, donde participaron del evento «Parlamentarios del mundo por las Elecciones del 26s», junto a congresistas de diversos países de Iberoamérica. En el cónclave -llevado a cabo en el hotel Pestana- se analizó la situación política interna que se vive en ese país y se acordó realizar gestiones ante los congresos de cada país para el envío de veedores que den garantías al proceso. Asimismo, Walker y Allamand propondrán solicitar una actitud «más vigilante» de la OEA y pedirán audiencia con el canciller Alfredo Moreno, para que el gobierno de Piñera se sume a la posición parlamentaria.

«Se cierran medios, se persigue a Zuloaga (Guillermo, presidente de Globovisión). Hay antecedentes serios de abusos reportados por diversos organismos», criticó ayer Walker, quien manifestó su temor ante un posible fraude en los comicios, los cuales incluyen el voto electrónico.

Chávez, a diferencia de las elecciones de 2005 y 2007, no permitirá esta vez observadores de la OEA ni de la Unión Europea, por lo que -de acuerdo con los participantes del foro- se hace «indispensable» un conteo de votos paralelo y la «verificación del cumplimiento de los requisitos de una elección libre y transparente».

El proyecto de acuerdo cuenta ya con el patrocinio de los presidentes de ambas cámaras, Jorge Pizarro (DC) y Alejandra Sepúlveda (PRI). Entre los integrantes del Senado, se da por descontado su estudio y más que segura aprobación, con la excepción del senador del MAS, Alejandro Navarro, muy cercano al gobierno chavista.

Fuentes de Cancillería dijeron a La Tercera que no se pronunciarán hasta recibir la solicitud de audiencia por parte de los parlamentarios.

«Yo estaré ahí para rechazarlo. Esto es una obsesión de Walker con Chávez. El Presidente de Venezuela ha ganado 12 de 13 elecciones y tiene un 60% de aprobación. Chávez sí acepta observadores, lo que no quiere son agitadores», dijo ayer Navarro.

La relación de Piñera con Chávez ha estado marcada por críticas que hizo el primero al modelo político venezolano un día después de ganar las elecciones, en enero. Tras una inmediata respuesta («Que Piñera no se meta con nosotros», dijo en el programa radial Aló, Presidente) y la inasistencia del venezolano a su cambio, se volvieron a topar en mayo, en un desayuno de Unasur, en Buenos Aires, en el cual se mostraron afables.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba