Opinión Internacional

El arrase del uribismo

Casi nula atención se le ha dado en Venezuela a las pasadas elecciones parlamentarias de Colombia de principios de este mes (salvo la excepción de una artículo en El Nacional, de la “Colombianóloga” Beatriz de Majo, aunque un poco superficial para su acostumbrada profundidad en el tema).

Estas elecciones tienen una gran importancia para el futuro político de Colombia, puesto que, en primer lugar prácticamente aseguró que ocurrirá la reelección de Uribe; y más importante aún aseguraron la gobernabilidad en el segundo período de éste.

En el Senado el uribismo aseguró 70 de las 102 sillas, destacándose el Partido de la U (20), quien se convirtió en un fenómeno político al convertirse en primera fuerza, siendo un partido apenas creado este año; El Partido Conservador(18), obteniendo una sorprendente y significativa altísima votación, pues se decía que se precipitaba a un desastre electoral y probablemente a su extinción ; Cambio Radical(15), siendo su líder Germán Vargas, el candidato más votado, demostrando un capital político propio muy importante. Las otras 17 curules uribistas se la reparten cuatro partidos: Convergencia Ciudadana, Alas Equipo Colombia, Colombia Democrática y Colombia Viva. En la Cámara de Representantes, el uribismo obtuvo 90 de las 146 sillas, destacándose el Partido de la U (28) y el Partido Conservador(27).

Queda claro pues, que el gran triunfador de estas elecciones es el Presidente Uribe, quien obtuvo esta altísima votación, en mi parecer, gracias a la casi unánime aprobación de los colombianos a su política de seguridad. A propósito de esto, el gran perdedor de la jornada fueron las FARC, quien ni siquiera logró perturbar en lo más mínimo los comicios.

Otro gran perdedor fue el Partido Liberal, quien se asomaba como el triunfador de las elecciones y obtuvo un magro resultado (casi empatando con Cambio Radical en sillas en el Senado).El partido Liberal salió muy herido de estas elecciones, y la causa de ello fue como lo reconoció el propio César Gaviria, el haber subestimado al Presidente Uribe. A primera vista se puede atribuir este fracaso, a un voto castigo contra el partido, por su línea oposicionista a Uribe.

El Polo Democrático, aumentó significativamente el número de sus Senadores (11) y dio la gran sorpresa al ser elegido Carlos Gaviria como su candidato,, lo cual implica una radicalización de la izquierda.

A mediano plazo, lo que se vislumbra para Colombia es la reconfiguración del bipartidismo, con dos ejes, uno de derecha representado por la alianza uribismo-Conservadores, y otro de izquierda, por la alianza de Liberales y Polo Democrático, es decir un sistema de partidos muy similar al francés, con 2 polos, de dos partidos cada uno.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba