Opinión Internacional

El Boicot del 1º de Mayo

Cuando la población hebrea superaba ya el millón de almas y llevaban más de 400 años como esclavos en Egipto (XII a.C), salieron de ese territorio para asentarse finalmente en su antigua Canaán después de andar 40 años “contra viento y marea” por el desierto. A diferencia del imperio Egipcio que quiso retener a los hebreos “encadenados” eternamente, el imperio americano en este siglo XXI aspira a que sus extranjeros se sometan como máximo al imperio de la ley.

Los extranjeros preparan un boicot comercial como mecanismo de defensa con el fin de presionar al parlamento estadounidense y al presidente Bush para que no secunden aquellas leyes propuestas por ciertos legisladores que, atentan no solo contra los ilegales que suman más de 12 millones de almas, sino contra los derechos humanos universales. Los extranjeros no se oponen a que mediante las leyes se sancionen y expulsen a aquellos ilegales indeseables. Pero, declarar delincuentes mediante una ley amañada a la mayor parte de ese contingente humano y sancionar por igual a los que los acogen o les dan empleo o les prestan algún servicio, es un exabrupto legal que lesiona la dignidad de la mayoría de los ilegales que través del tiempo y con su trabajo e impuestos han contribuido al engrandecimiento de esta gran nación.

Cuando la población hebrea comenzó a aumentar y los egipcios vieron que sus hijos podían superar a los suyos en número, entonces el faraón dictó una resolución para eliminar a todos los varones que naciesen de entre los hebreos. Moisés a quien posteriormente Dios escogió para liderar al pueblo hebreo en su lucha por la libertad, fue uno de los sobrevivientes de ese edicto quien providencialmente fue a parar a la casa del propio Faraón donde se crió y educó refinadamente. Al imperio Egipcio lo sucedió el imperio Babilónico (actual Iraq); al B, lo sucedió el Persa (actual Irán); al P, el Griego; al G, el Romano, hasta el siglo IV d.C. Por otro lado, en Oriente, el emperador Chino, 200 años a.C., inició la construcción de la Muralla China de más de 6000 km de longitud para proteger su territorio de las constantes invasiones extranjeras. Ya para el siglo XV d.C. los imperios conocidos en Occidente eran España y Portugal que habían conquistado el continente americano y el africano. Posteriormente (siglo XVII) los británicos, los alemanes y los franceses le declaran la guerra a estos dos imperios, los cuales pierden sus territorios coloniales debido a que algunas de sus provincias de ultramar aprovechan la coyuntura para independizarse, mientras que los otros territorios se los anexaron las potencias emergentes. No es sino hasta el siglo XIX que los Estados Unidos se convierten en una potencia industrial, y en el siglo XX después de la 1ra y 2da guerra mundial que se convierte en una potencia militar superando a las europeas y al resto de las mini potencias del mundo.

El Boicot comercial que la sociedad civil hispana ha convocando para el 1º de Mayo a fin de presionar a los legisladores anglosajones a que aprueben leyes saludables para la convivencia entre naturales y extranjeros, podría convertirse en un arma de doble filo si se desvirtúa la misión y se politiza la lucha. Muchos sectores de la vida nacional incluyendo a la iglesia católica se suman al boicot porque consideran que es la manera menos traumática para que un contingente humano de más de 12 millones de personas expresen su rechazo contra aquellas leyes que de ser aprobadas ocasionarían un caos social dentro y fuera de las fronteras de los E.U. No obstante, hay que considerar que los E.U., vienen soportando una invasión sistemática de ilegales a través de sus fronteras con México y Canadá que se eleva fácilmente por encima del medio millón de ilegales al año. El estado americano cada día tiene menos capacidad para darles trabajo y prestarles servicios a los recién llegados sin correr el riesgo de que esas fuentes colapsen en detrimento de los propios residentes extranjeros y aún de aquellos ilegales que con su familias llevan años trabajando y contribuyendo con sus impuestos al desarrollo de esta nación libre y democrática. A esta realidad que, como el sol no podemos ocultar simplemente cerrando los ojos, se agrega el clamor de los propios ciudadanos de este país que suman mas de 280 millones y que en definitiva son los que eligen a sus autoridades, para que sus gobernantes hagan un esfuerzo a fin de contener esta oleada de invasiones y de contrabando humano a través de sus fronteras. Si los hispanos hemos decidido protestar pacíficamente, es porque deseamos quedarnos en esta nación con todas las de la ley. Y, si no queremos irnos, es porque nos sentimos mejor acá que en nuestros propios países. Entonces, no hay que olvidar que somos extranjeros viviendo dentro del imperio de la ley; por lo tanto, como ciudadanos del mundo nos toca que sujetarnos a las leyes de este país o de cualquiera otro, por encima de nuestros propios deseos.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba