Opinión Internacional

El fénix renacerá de nuevo

AIPE- Estados Unidos goza de una moneda fuerte, de los mercados de capital más abiertos y de la mayor concentración de talento de todo el mundo. Espero una rápida recuperación y un auge en la bolsa.

Tan pronto como el liderazgo americano deje claro que busca la victoria, no un acomodo, y que comprende que los mercados de capital son la clave de su riqueza, la prosperidad florecerá y sus fundaciones se reforzarán. Siempre ha sucedido así. El fénix renacerá de las cenizas y volará más alto que nunca antes.

En los países con mercados financieros débiles y donde los gobernantes no rinden cuentas, los esfuerzos de la gente se tornan destructivos. Esas naciones permanecen empantanadas en luchas tribales y étnicas, predominando el fervor religioso, racista o nacionalista.

En los países con mercados financieros abiertos, a la vez que controles y contrapesos en la esfera política, los grandes esfuerzos se tornan constructivos y se consolida la prosperidad sobre sólidas fundaciones. La mayor rendición de cuentas en las esferas económicas y políticas le permite a la gente comenzar de nuevo, abriendo las puertas a nuevas oportunidades y a un futuro mejor.

Pero cuando la gente no puede apostar al futuro porque los mercados financieros no existen o no funcionan libremente, entonces lo único que cuenta es el futuro diseñado por los políticos. Tales sociedades permanecen enterradas y obsesionadas por el pasado.

El impacto de la destrucción del ataque terrorista contra las torres gemelas y el Pentágono tomará un tiempo comprenderlo, pero Estados Unidos se recuperará y prosperará rápidamente. Los países que tienen mercados financieros abiertos y gobiernos responsables ante la ciudadanía sanan con sorprendente prontitud.

Cuando Felipe II, con todo el oro proveniente de las colonias españolas, atacó a los pobres holandeses, estos últimos no sólo ganaron la guerra sino que se convirtieron en el milagro económico del siglo XVII. ¿Cómo? Los holandeses crearon el primer estado federal en Europa, tolerante de todos los grupos religiosos y establecieron la primera bolsa de valores en el mundo, la cual atrajo a financistas y a los mejores artesanos de toda Europa.

Después de la Segunda Guerra Mundial, los judíos sobrevivientes que emigraron a países con mercados financieros abiertos prosperaron, a pesar de haber perdido sus familias y todo lo demás. Aquellos que quedaron en países comunistas no progresaron hasta que se les permitió emigrar a occidente o a Israel.

Los chinos que sufrieron la confiscación y destrucción de sus propiedades en su patria prosperaron en Hong Kong y aquellos que fueron expulsados de Malasia se enriquecieron en Singapur. La gente está condenada a la pobreza cuando los gobiernos impiden el libre funcionamiento de los mercados financieros, donde la gente puede pedir prestado sobre su futuro.

Alemania después de la guerra, con su infraestructura totalmente destruida, se recuperó gracias a la reforma monetaria de Ludwig Erhard, su drástica reducción de impuestos y la afluencia de millones de alemanes del este, de Polonia y de Checoslovaquia, deseosos de trabajar.

Estados Unidos atrae al mejor talento del mundo entero, complementando así su amplia reserva de talento nacional. Las crisis hacen que la gente se concentre en lo fundamental. Durante la Segunda Guerra Mundial, el índice Dow se dobló entre 1942 y 1946.

Contrario a lo que opinan los pesimistas, yo confío en una rápida recuperación y en el auge de la bolsa estadounidense. Países como Canadá, México, Japón y las naciones europeas que han estado a la deriva, sufriendo bajo su letargo burocrático durante los últimos años, no van a poder contar con la ayuda de la economía americana para tapar sus errores. Por lo sucedido, tendrán que acelerar sus propios motores e introducir cambios para fortalecer a sus mercados financieros. Ello significará un cambio hacia mayor responsabilidad y rendición de cuentas, lo cual reforzará al occidente política y económicamente. Y los mercados reflejarán esos cambios positivos, previendo un fuerte incremento en la generación de riqueza.

Reuven Brenner es Autor de “The Financial Century” (Stoddart 2001), miembro del consejo de economistas del Financial Post, profesor de McGill (Canadá) y Duxx (México).
Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar