Opinión Internacional

El fenómeno de la Obamanía

Barack Obama se ha convertido en toda una sensación en el mundo político estadounidense y mundial, sin duda alguna el candidato a la presidencia de los Estados Unidos de Norteamérica ha superado todas las expectativas que se tenían sobre el, al punto de superar a una emblemática Hillary Clinton en una larga batalla por la nominación de la candidatura del partido demócrata, este hombre nacido en Hawai y con raíces africanas es un ejemplo de crecimiento y superación personal, vivió en Yakarta tras la separación de sus padres volvió a Hawai y luego se trasladaría a Estados Unidos donde realizó estudios en ciencias políticas y derecho en las universidades de Columbia y Harvard sucesivamente, para lo que luego lograría posicionarse como profesor de derecho constitucional en la universidad de Chicago y posteriormente ser electo diputado ante el cuerpo legislativo de esa misma ciudad, el actual candidato presidencial se convirtió en senador por el estado de Illinois en 2004 tras vencer a más de seis candidatos dentro de su propio partido y al candidato contrario republicano con más del 70% de los votos, sin duda ha sido una carrera política corta pero ascendente.

Obama acaba de regresar de una gira por parte de Europa y Medio Oriente que incluyó puntos tan trascendentes para USA como lo son Israel, Afganistán e Irak y del lado europeo a las nada despreciables Francia, Alemania e Inglaterra. En cada una de sus visitas pareció sentirse en definitiva como un jefe de estado, ya que fue recibido por los más altos representantes de las ya nombradas naciones, su posición en temas tan álgidos como la guerra en Irak, en relación al retiro de las tropas con una fecha definida le han valido ganar adeptos a su pensamiento ya que este conflicto prolongado y absurdo solo le ha traído consecuencias negativas a los EE.UU. y en parte conjuntamente con la crisis económica que atraviesa el país, han sido las razones de la caída de la popularidad de la administración Bush, de igual manera sus llamados a integración con estos grandes aliados le han consagrado ante sus lideres y masas en Berlín, Jerusalén, Londres, etc. que deliran con este fenómeno político y social que ha llamado la atención de todos, hasta de sus mas fervientes adversarios.

Y es que pareciera haber una especie de romance entre la Prensa y el senador afroamericano, la media mundial y más aun la estadounidense se ha encargado de resaltar cada uno de los hechos que ejecuta Obama a su paso, lo siguen día a día convirtiéndolo en el fenómeno mediático que es, y de esta manera les ha hecho marcar la pauta noticiosa en torno a sus intereses y metas, signos inequívocos de un líder. Esto ha despertado una fuerte envidia del lado republicano, que acusa a la prensa de favorecerlo y de ser la tribuna de Obama, lo que para ellos como actores políticos no resulta conveniente y les ha dejado en la incomoda posición de ser testigos del opacamiento de la candidatura a la presidencia de John McCain, quien tras el paso avasallante del senador de Illinois se ha ido quedando relegado a un segundo plano.

La verdad es pronto para aventurarse a decir quien saldrá victorioso de esta elección, las actuales encuestas le dan cierto porcentaje de ventaja a Obama sobre McCain, algunas mas que otras, sin embargo bien sabemos que en la realidad política nada es seguro y por el contrario es sin duda un escenario en constante cambio. Para el candidato demócrata habrá que considerar factores que le ayuden dentro de su propio partido, muy en especial el apoyo que le pueda brindar Hillary Clinton en la campaña, ya que ella hasta hace poco devengaba el dominio de casi la mitad del electorado, además habría que considerar que rol jugará esta poderosa dama en un futuro gobierno demócrata. Del lado republicano las consideraciones giran en torno al adversario, la capacidad de respuesta que tenga McCain ante Obama será pieza clave para el resurgimiento de su candidatura, sin olvidar la influencia que pudiera tener el actual gobierno en funciones, a favor o en contra de la opción representada para su continuidad en el mando.

De uno u otro modo, esta elección marcará un punto transcendental en la historia, que ya había comenzado desde el innovador partido demócrata al presentar una mujer y un afroamericano con grandes opciones de convertirse en presidente de los USA, y que ahora se encuentran en una etapa de crucial importancia para los caminos e idealismos opuestos que representan tanto Obama como McCain. De cualquier forma el pueblo norteamericano se prepara para afrontar un viraje considerable en su realidad política, según sea el resultado, pero que hoy más que nunca necesita, ante una voluntad popular que exige y clama un nuevo cambio definitivamente.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba