Opinión Internacional

El ocaso del ALBA

Chávez es el dueño del circo y a los payasos no les queda otra que obedecer. Mientras el mundo entero, incluyendo la Liga Árabe, Turquía, Rusia y China apoyan al pueblo libio en su nuevo destino, los del ALBA deciden apoyar al carnicero Gadafi, cuya terquedad criminal de no querer aceptar la voluntad popular lo llevó a la masacre de decenas de miles de civiles. El verdadero mensaje de Chávez es que lo que importa y debe defenderse a toda costa son los jefes de Estado aun en contra de sus propios pueblos. Ya lo demostró el 11 de abril cuando ordenó a las FAN masacrar al pueblo, se negaron y el resto es historia. De lo que si debemos estar seguros es que las «nuevas» FANB ya lo dijeron a viva voz, que ellos defenderán a Chávez aun contra la voluntad popular. La mesa está servida para la matanza cuando llegue la «primavera» venezolana y para eso ya cuentan con miles de mercenarios extranjeros que no dudarán un instante en jalar el gatillo. 

Gadafi fue el que abrió las puertas del África Subsahariana al narcotráfico y me imagino que por allí es que les duele a los del ALBA, también les guardaba parte de sus inmensas fortunas y eso los puso furiosos. Pero a cambio de su servilitud, el «jefe» les repondrá la botija. El hecho es que el centauro de Sabaneta tiene su propio bloque en la OEA y en la ONU y eso no es cualquier cosa, eso cuesta mantener y para eso es el petróleo de la patria de Bolívar. 

Venezuela ya no existe, lo que tenemos son los despojos de lo queda luego del festín de la corrupción. Ahora yo pregunto, ¿quiénes son los verdaderos traidores y apátridas? ¿Quién es el que propicia una guerra entre hermanos?«Un hombre puede morir por su país, pero un país no puede morir por un hombre». ¡Será! 

@sammyeppel

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba