Opinión Internacional

El Padre de Aníbal se cruza en Los Alpes

¿Por qué un dictador laico como Muammar el Khadafi, que gobierna 40 años a Libia en dura competencia con Fidel Castro que detenta el record de la tiranía más longeva, llama a una Yihad – “guerra santa” – contra Suiza.

Era de esperar que el referéndum en el cual una mayoría de los suizos votaron a favor de prohibir la construcción de minaretes en las mezquitas de su país, fuese respondido por líderes islamistas de Al Qaeda, o por el autócrata buscapleitos del régimen de Irán, Ahmadineyad, pero no por el supuestamente redimido Khadafi. Sin embargo, el coronel ha demostrado que a pesar de la terapia de shock que le causó el bombardeo ordenado por Reagan a su palacio, en 1986, surtiría un efecto “tranquilizador” temporal sobre el hombre que intentó heredar el liderazgo “socialista” pan-árabe del egipcio Nasser, aunque hace un tiempo ha demostrado que no puede controlar episodios “maníacos revolucionarios” (un trastorno de personalidad que en los últimos años ha tenido un repunte en algunos embriagados de poder).

            Suiza y Libia se encuentran en lo que algunos analistas califican de una “especie de guerra fría”, y es irónico sus antiguos pobladores también se entrecruzaron, si bien sin tensiones entre ellos, cuando uno de los generales más hábiles de la historia, Aníbal, hijo de Amílcar Barca, el hombre que evitó la conquista de Cartago, atravesó con sus tropas, en el siglo III, la cordillera de los Alpes en su intento de derrotar al imperio romano en su propia capital, haciendo el primer contacto entre los antiguos habitantes de Libia con tribus helvéticas, de origen celta, que vivían en buena parte de los territorios de la actual Confederación Suiza.

            El actual conflicto entre los gobiernos que hoy controlan estas tierras tan alejadas en distancia, cultura e historia, se remontan a Julio de 2008 cuando un hijo de Khadafi, Aníbal, y su esposa, fueron detenidos en Ginebra acusados de agredir a dos empleados domésticos marroquíes durante una estadía en un hotel de lujo. El gobierno de Libia reaccionó con furia cancelando el suministro de petróleo al país helvético y retirando cuantiosas fortunas de sus bancos, entre otras sanciones.

A raíz de la condena a prisión de dos ciudadanos helvéticos por supuestas actividades ilícitas en Libia, en Agosto de 2009 uno de los presidentes de la Confederación Suiza , Hans Rudolf Merz, visitó Trípoli para disculparse por la detención de Aníbal, en lo que para buena parte de la Opinión Pública de su país consideró como una humillante capitulación, Sin embargo, los rehenes permanecieron recluidos en la embajada suiza por más de un año hasta que en febrero de 2010 se permitió la salida de uno, y el segundo se entregó para cumplir la condena de cuatro meses en prisión.

            Las tensiones entre Suiza y Libia siguen escalando entre declaraciones hostiles y medidas de represalias, que incluyen el grotesco pedido a la ONU, en Septiembre de 2009, de dividir a Suiza en tres países de acuerdo a sus grupos lingüísticos, puesto que “es una mafia mundial, no un Estado”. ¡Por cierto, un dato para los suizos: La población libia está dividida en los Tuareg, de origen bereber (autóctonos africanos), los Tebu, una tribu del sur, y los árabes!

Khadafi llama a la Yihad contra Suiza porque se siente humillado de que a su hijo no le permitieron comportarse según su código de actos brutales como hace en casa; porque ha canalizado sus delirios últimamente autoproclamándose un líder islámico, ya que su imagen de árabe nacionalista ha decaído al negociar con Europa y Estados Unidos; y porque como todo megalómano que comprende que al paso del tiempo no se le puede someter con fusiles ni cárcel, se desvive por llamar la atención antes de que el olvido se encargue de ponerlo en su lugar de la historia. 

 

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba