Opinión Internacional

El Poder Masismo y sus voceros

El discurso que dio Evo Morales este 6 de agosto, que a diferencia del año anterior no duró más de 4 horas sino sólo 45 minutos. Un discurso en el que el Presidente planteó esa verdad a medias de que no teme medirse en las urnas, sin confesar que cambió todas las reglas a su favor para garantizar su estadía en el palacio quemado.

Después de un discurso que a más de la arenga a la que nos tiene acostumbrados no dijo más nada, que no sea la visión que nos dejó de un presidente aislado en la ciudad de La Paz.

Después de los adioses a las víctimas que se cobró en caihuasi el Ejecutivo, de las revueltas con las que Tarija, rechazó por su propia cuenta a los amigos del gobierno: Chávez y Cristina Fernandez. Después del despelote en el que está convertido el país, un canal de televisión registró los comentarios de dos analistas políticos: Carlos Cordero y Cayetano LLovet, que mostraron las dos caras de la moraleja que podemos extraer de este momento de crisis política montado por un nuevo actor que ha emergido del llamado empate catastrófico y que fueron elegidos como los encargados de resolver la bifurcación, supuestamente en las urnas.

El analista Cordero opinó siguiendo el guión del Podemasismo, la nueva alianza que se ha forjado en Bolivia. La opinión de los podemasistas es claramente identificable así venga de analistas o abogados constitucionalistas o autoridades que hasta el momento fungían como serios opositores al régimen que intenta implantar Evo Morales Ayma. Siguiendo el guión, un abogado constitucionalista, planteó hace una semana que el fallo de la magistrada no podía parar el revocatorio y dio todos los argumentos políticos con los que se ha fagocitado la ley y la constitución vigente en este periodo infame de nuestra historia.

Con sus pequeñas variantes, los podemasistas han venido sosteniendo que el Referéndum es ilegal, inconstitucional, un mal mayor para el país, pero que puesto que es una Ley de la República, canalla por supuesto, pero ley al fin, se va a cumplir el domingo.

Cordero, al igual que los demás voceros y autores que profesan el podemasismo, defienden acérrimamente a todos los que han alineado en la corriente referendista, los que asumieron ir al revocatorio sin admitir retorno.

El discurso podemasista esta plagado de sofismas, que equivale a decir algo que aparece como una verdad pero que en realidad es sólo una estrategia para esconder la falacia que conlleva, pseudoverdad amasada para entretener y darle un viso de discurso justificable y serio a la manipulación discursiva.

Cayetano Llovet, plateó un análisis en el que se pudo ver que el Revocatorio será un serio atentado a la autonomía departamental, porque fue concebido en realidad como un ratificatorio que tiene como único fin consolidar el poder de Evo Morales, así sea con serios cuestionamientos legales que a Evo lo tienen sin cuidado puesto que ha admitido que frecuentemente viola las leyes y que luego les pide a sus abogados que las acomoden a sus planes y designios.

Resulta muy fácil identificar el discurso podemasista, porque es un cliché sofista, lleno de patrañitas con las que los portadores intentan seguir fungiendo como oposición cuando en realidad son podemasistas a secas.

En psicoanálisis se clasifican los discursos como: el del histérico, del obsesivo, fóbico, depresivo, psicótico y psicopático, este último va más acompañado de actings, acciones que no encajan con los lindos discursos plagados de frases embaucadoras que se emiten for export y con los que se trata de entretener a los incautos.

Saque usted lector sus conclusiones, ¿a cual de estos discursos se acerca más el del podemasismo y sus voceros?

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba