Opinión Internacional

El show de Ahmadinejad

La reciente gira del presidente iraní, por América Latina solo tuvo efectos mediáticos.

El régimen que preside Ahmadinejad, no anda bien, no solo tras la derrota que sufriera en las recientes elecciones regionales, sino también por el efecto que se comienza a sentir, como consecuencia de las sanciones financieras que la comunidad internacional ha puesto en práctica contra el gobierno iraní. Unas medidas que incitan a algunas empresas petroleras a no renovar sus respectivos contratos con Irán. Las reservas de la banca central iraní se están vaciando y el déficit supera la mitad del PIB iraní.

En esas condiciones, es que el régimen iraní intentó buscar un poco de oxígeno a través de golpes mediáticos. Comenzó anunciando una nueva fase de comercialización de las inmensas reservas gasíferas de Irán, oferta que fue aceptada por la China, que de momento solo firmó un acuerdo de principios. Inmediatamente, un alto representante del régimen iraní viajó a Pekín, y desde allá montó un show mediático que buscaba hacerle creer al mundo, que la China no respetaría la resolución 1737 emitida recientemente por el Consejo de Seguridad. La maniobra solo consiguió, que el canciller chino Yang Jiechi, aclarara que su país aún no ha firmado ningún acuerdo definitivo con Irán.

La China era la última esperanza para los iluminados de Irán, en sus ganas por dividir al Consejo de Seguridad.

Por otra parte, Teherán pretendió hacer subir los precios del petróleo y Arabia Saudita, anunció recientemente un no rotundo, tan contundente fue el anuncio de Riyadh, que desde Teherán algunos políticos comienzan a hablar de una coalición árabe-israelí, que buscaría en el corto plazo aislar a Irán.

Ante ese cuadro, es que se inicia la gira de Ahmadinejad; por Nicaragua, Ecuador y Venezuela. Con el solo viaje a Caracas no hubiera bastado para remontar la imagen del régimen iraní, razón por la cual los molás optaron por una amplia gira, con una comitiva conformada por una extensa delegación ministerial. Imposible visitar a las principales naciones árabes, por cuanto éstas actualmente boicotean diplomáticamente a Irán; la China de momento no quiere recibir mas visitas oficiales de Irán y desde Argentina quieren poner tras las rejas a varios altos funcionarios iraníes. Es así, como el periplo se limitó a los tres regímenes que con mayor fuerza practican el atorrante discurso antiamericano.

En el fondo, es una gira que se sabía no aportaría gran cosa a Irán, pero que sin embargo, le daría una actualidad a estos cuatro países (Nicaragua, Venezuela, Ecuador e Irán) que tienen en común el abusar en el uso de slogans populistas o revolucionarios, que generalmente le interesan a los medios, pero que en el fondo no tienen incidencia, ni sobre las sanciones financieras que golpean a la economía iraní, ni sobre los precios del petróleo.

Dicho esto, los contratos firmados entre un Irán profundamente deficitario y sus compinches latinoamericanos, no hacen sino ridiculizar aún mas al régimen de Ahmadinejad, al cual cada vez se le hace mas difícil ocultar su vulnerabilidad y su falta de opciones ante su cada vez más marcado aislamiento internacional. http://www.webarticulista.net

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba