Opinión Internacional

El tirano murió como paria

Augusto Pinochet, el dictador chileno que apoyaron el presidente Nixon y el secretario de estado kissinger, murió como un paria, pero sin haber sido juzgado por los más de 3 mil asesinatos que ordeno.

Pinochet protagonizo uno de los periodos más negros de Chile.

Pero, de su pérdida del poder, esta resurgiendo, como el ave fénix, una de las más dinámicas expo-democracias de América latina.

La actual presidenta de, Michele Bachelet, fue presa prisionera política torturada y exiliada por la dictadura de 17 años. Su padre, General de la Fuerza Aérea chilena fue asesinado por los esbirros del dictador.

El fallecimiento de Augusto Pinochet no dejó indiferente al presidente del gobernante Partido por la Democracia (PPD), Sergio Bitar, quien vino exilio en Venezuela. Éste dijo lamentar su fallecimiento y entrego condolencias a su familia. No obstante, agrega que su legado a la historia de Chile es negativo.

Si bien Bitar dijo que «entregamos nuestras condolencias a su familia», recalca que al momento de su muerte, cabe hacer un juicio histórico: «Pinochet impuso la dictadura más brutal y encabezó el período más trágico de la historia de Chile».

El dirigente del PPD agregó que «su gobierno se caracterizó por la destrucción de la vida y la violación masiva de los derechos humanos, el aplastamiento de las libertades y de las instituciones democráticas, la propagación de la miseria y de la cesantía y la apropiación ilegal de ingentes recursos públicos».

Finalmente, el personero de la Concertación aseguró que «la historia ya lo ha juzgado» y que «no corresponde realizar funerales de Estado. Corresponde, la aplicación de las normas que rigen en el Ejército para los comandantes en jefe». La información sobre las declaraciones de Bitar fue tendenciosamente publicada por el diario El Mercurio, el que más se beneficio del círculo de corrupción mediática bajo el dictador. EN EL Perú el implacable comentarista Herbert Mújica, comento:

la asunción de Pinochet y un régimen tiránico y despiadadamente
genocida, se vieron más confirmadas que cuando, hace pocos días,
quedaron desclasificadas las conversaciones entre el entonces
secretario de Estado, William Rogers y Pinochet sobre Perú, una
eventual guerra y las preocupaciones ambientes en torno al armamento
soviético en la zona, señaladamente en nuestro país. Poco el interés
de los «analistas, politólogos, internacionalistas» que concitó la
maciza y desvergonzada prueba que Perú era considerado por Chile como
su enemigo y no a la inversa. Las razones son hasta históricas: hasta
1879, Perú no poseía límites con el país austral que luego se lanzó en
una guerra de conquista.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba