Opinión Internacional

El untraconservador Tea Party se quedó sin candidato para las elecciones del 2012

Tras la decisión tomada por la excandidata, Michele Bachman de renunciar a las primarias republicanas, luego de los resultados obtenidos en el “caucus” celebrados en Iowa, el ultra conservador movimiento Tea Party se ha quedado sin un candidato para la contienda presdiencial que se celebrará en noviembre de éste año.

 

La representante de Minnesota sólo logró 6.073 votos en los comicios, lo que llevó a la líder del Tea Party a abandonar  la competencia en las elecciones primarias. Con su salida, la candidatura del partido Republicano queda en manos de seis hombres, cuatro de los cuales ya tienen 60 años.

 

 

Bachman, quien fue la fundadora del Tea party en el Congreso, es partidiaria de recortar el tamaño del gobierno y de tomar medidas radicales para mejorar la crítica economía de los Estados Unidos. 

 

Los partidarios del Tea Party no tienen ahora una figura que los represente en la contienda. El ganador de Iowa, Mitt Rommey es, sí se quiere, uno de los candidatos que menos quieren los radicales, quienes lo califican de burgués, y de tener una ideología antagónica a sus intereses. 

 

El otro candidato que venció en Iowa fue Rick Santorum con quien el Tea Party no tiene afinidad ideológica. A este lo acusan de purista y de defensor de las ayudas públicas. Santorum es visto como populista, y con ideas sociales motivado al origen modesto de su familia, (inmigrantes italianos sin privilegios sociales). El  Tea Party  rechaza la idea de Santorum de bajar en los impuestos a las empresas ue fabriquen en los Estados Unidos.

 

El ultraconservador movimiento logró un alto grado de influencia en las elecciones de 2010, pero pareciera que empezó el 2012 con una enorme baja de su dinámismo en la tarea de convencer a los incrédulos votantes. Muchos electores le reprochan al Tea Party haberse convertido en la piedra de tranca en el Congreso, ante todas las iniciativas que presenta el presidente Obama.

De hecho, hay varias invertigaciones que revelan que un grueso de los americanos ven al Tea Party  como un obstáculo y no una solució a los graves problemas que han convertido a los Estados Unidos en un país caótico, con altos niveles de desempleo y con una economía de segunda.

El Tea Party se ha negado en reiteradas oportundiades a dialogar para conseguir una solución a los problemas de índole social y ha votado negativamente la leyes que buscar solventar a corto plazo la crisis financiera.

John Boehner tienen actualmente una de las más bajas tasas de aprobación en los sondeos de opinión pública y las más elevadas de rechazo a nivel nacional.

Los candidatos restantes en al contienda no entusiasman a los miembros del Tea Party…No hay coincidencias de criterios ni de ideología

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba