Opinión Internacional

Entre la euforia y la duda

Pasó a la ofensiva, retomó la bandera del cambio e interpretó el sentimiento de la gente: sin duda, le han salido bien las cosas al presidente Pastrana, al darle un hábil giro al escándalo del Congreso y montarse en la ola de indignación que había generado la feria de contratos.

El momento es tan oportuno que el «pastranazo», como una bola de nieve, sepultará en el olvido el hecho de que el escándalo surgió por una decisión del propio Gobierno cuando descartó a Íngrid Betancur y a su propuesta de referendo para construir mayorías artificiales en el Congreso. La ira contra los padres de la patria da para todo: incluso para que Néstor Humberto dé un nuevo salto, esta vez de arquitecto de la Alianza a ingeniero de la revocatoria.

El hecho, no obstante, es que la consulta popular es una válvula de oxígeno para un sistema político enfermo. Involucra a los ciudadanos en decisiones trascendentales y los acerca a las instituciones. Fue uno de los grandes avances de la Constituyente del 91, y su bautizo no podía encontrar una causa mejor que la renovación del Parlamento: su efecto más probable es forjar un saludable consenso.

También implica un positivo viraje en la relación entre reforma política y proceso de paz. Hasta ahora, se temía que los cambios tuvieran que ser decididos en la mesa del Caguán, a espaldas de las mayorías que han acatado la institucionalidad y la ley. Falta ver, desde luego, la respuesta de unas Farc que alcanzaron a sentir en sus manos la bandera reformista y que no por coincidencia antier, a través de ‘Raúl Reyes’, se declararon en contra de la iniciativa presidencial.

El texto anunciado por Pastrana tiene, además, elementos valiosos. La mayoría de los 17 puntos han sido discutidos en los proyectos de reforma que los Congresos de 1996 y 1999 dejaron hundir, o en las reuniones que se llevaron a cabo durante los últimos días entre las diversas fuerzas políticas. La adopción de listas únicas, por ejemplo, es un buen antídoto contra el cáncer de las microempresas electorales que tiene en estado de coma a los partidos. Otros aspectos pueden ser discutibles -no remunerar a los concejales favorece a los candidatos con dinero – y otros pueden ser inocuos: disminuir el tamaño del Congreso, cosa que ya hizo la Constituyente del 91, contribuye a la austeridad pero no necesariamente a mejores prácticas políticas. Algunos más -como la muerte política de los corruptos – son simples saludos a la bandera.

Los mayores problemas surgirán en el mediano plazo, cuando se desinflen expectativas e ilusiones, y cuando la Administración Pastrana tenga que revisar todo el tablero de su programa de gobierno. La aprobación de los proyectos acordados con el FMI va a ser casi imposible por parte de congresistas heridos por la revocatoria y en campaña para su reelección. También habrá que coordinar la reforma que se adoptará por plebiscito, con las que se acordarán más tarde en el Caguán: ¿qué pasa si para firmar la paz, dentro de un año, la guerrilla exige otro cierre del Congreso?

Otra reflexión: se ha abierto una puerta a la revisión de las reglas de juego de la política, hecho que sin un manejo serio puede producir una ecuatorización de la lucha por el poder. No hay que olvidar que los vecinos del Sur comenzaron, durante la administración de Sixto Durán, con referendos parecidos al que se llevará a cabo en Colombia. Sin un norte claro, esta costumbre puede dejar en arenas movedizas la duración del propio mandato presidencial, hipótesis que desde ahora, en aras de la estabilidad, debe desecharse.

Porque lo que no existe es la sensación de que todas las consecuencias del referendo hayan sido sopesadas. Tan fácil es sucumbir a la tentación de montarse en el bus del SI, como difícil es contestar en igual forma la pregunta de si este vistoso despelote de veras va a cambiar la composición y los métodos de trabajo del Congreso.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba