Opinión Internacional

FARC y Chávez: mezquindades y pequeñeces

A pesar de que toda Venezuela y el mundo, se llenó de sana emoción y alegría por el rescate de los secuestrados, inmediatamente Piedad Córdoba, voceros del gobierno bolivariano y chavistas, aquí y afuera, crearon dudas sobre la veracidad de los hechos.

Argumentan que las FARC iban a » liberar» unilateralmente a los secuestrados a un grupo humanitario europeo cuando fueron interceptados.

Este es un pésimo y mezquino argumento para descalificar la victoria militar de los colombianos y desacreditar a su gobierno y de paso a Ingrid Betancourt, acusándolos de mentirosos.

Pero si estos fueron los hechos, se confirma que es la presión ejercida por las Fuerzas Militares colombianas (FMC) lo que explica la decisión de las FARC. La disposición de entregar a Ingrid y a los gringos a cambio de nada, demuestra su progresivo debilitamiento. Y si fueron engañados simulando una misión europea, se corrobora que la inteligencia de las FMC tienen penetradas a las FARC al más alto nivele.

Pero lo más difícil de tragar es que tal liberación se diera sin incluir al más conspicuo aliado de las FARC en este proceso: Chávez. Quien reciente y abruptamente se declaró en contra de la lucha armada y les pidió que depusieran sus armas y cesaran los secuestros, cuando a principio de este año argumentaba que ni siquiera debían ser consideradas terroristas.

No hay indicios de que estas palabras hayan sido escuchadas y menos que pudieran haber determinado la supuesta acción unilateral. Lo que estaba sobre la mesa era de la vieja propuesta de intercambio de prisioneros. Conociendo el personaje y la importancia mediática de esta acción para las FARC, es difícil aceptar que no hubieran «soltado prenda». Si Chávez participó con las FARC y no lo dijo, ahora nunca podrá decirlo sin quedar en ridículo. Tampoco los dos jefes guerrilleros capturados avalan esta tesis, pues prefirieron mantenerse callados como rumiando su humillante derrota. Aún les queda el recurso tardío de decir como niños: «yo quería y ellos no me dejaron», pero sería mostrar más debilidad.

También, argumentan que esta acción afectará negativamente el proceso de paz. Y aunque otros argumentan lo contrario, en todo caso el efecto no sería mayor que la reciente eliminación de varios sus jefes. Tanto la entrega unilateral como el rescate de rehenes confirman el debilitamiento de las FARC y lo atinado de la política de «seguridad democrática» con que los están derrotando política y militarmente, lo que augura una solución negociada.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba