Opinión Internacional

Geopolítica “Chejoviana”

Hace unos días, el presidente de Estonia recibió a sus homólogos de Lituania y Letonia para sellar un acuerdo que mantenga a las tres naciones que limitan con el Mar Báltico en un frente común ante toda política respecto al Gobierno de Rusia.

Esto ocurre luego de muchos años de tensas relaciones entre las tres republicas ex soviéticas con los tíos de Moscú que no se resignan a respetar la soberanía de aquellos quienes, como El Tío Vania, de Chejov, se percatan de la frustración que le produce su desamor con antiguos miembros de esa gran hacienda llamada La Unión Soviética.

El último malentendido entre las tres republicas bálticas, o las “anias” (por el común final de sus nombres), se dio a raíz de la decisión del gobierno estonio de retirar del centro de su capital un monumento a los soldados soviéticos. Entonces, la Madre Rusia, a través de la boca de su gran hijo, Putin, reaccionó acusando a Estonia de ejecutar un acto “sacrílego y hostil” hacia su antigua familia y la amenazó a su gobierno con sanciones económicas.

Es por esto que los dirigentes de Lituania y Letonia, también amenazadas por Moscú en ocasiones anteriores, han firmado este acuerdo con Estonia para unificar criterios en caso de agresiones o sanciones. Chejov culminó la trama de su obra Las Tres Hermanas con el trío de parientes fuera de la casa que las albergó, resignadas a un destino incierto como el que se siente en estos países.

Así como en El Jardín de los Cerezos el dramaturgo ruso simbolizó el derrumbe del modo de vida de una familia que no se adecuó a sus nuevas circunstancias, los hacendados rusos de hoy no terminan de aceptar la nueva realidad de las tres republicas bálticas independientes que definitivamente no estarán más en su esfera de influencia desde que ingresaron en 2004 a la OTAN y a la Unión Europea.

Son vainas a las que debe resignarse esa patria de Vania, que fue la de Chejov.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba