Opinión Internacional

Judas es salvadoreño

La ética política ha determinado como convención que el derecho de asilo es parte del derecho natural. ¿Cuál es la razón? La razón no es otra que preservar la integridad de las personas que son perseguidas por delitos políticos, o simplemente por razones de tipo político y, ese es el caso de los dos ex directores de la Policía Metropolitana de Caracas, Lázaro Forero y Henry Vivas, quienes cometieron el error de salvaguardar la vida de los opositores que durante tres años estuvieron protestando contra el stalinismo imperante.

Estos ciudadanos pidieron asilo político a la Embajada de El Salvador en Venezuela, país que sufrió una larga guerra civil y que tuvo a muchos de sus actuales dirigentes asilados en diferentes países, entre ellos Venezuela.

El actual presidente de El Salvador, el periodista Elías Antonio Saca González, tenía el deber moral de dar asilo a los dos ex comisarios. Debía haber estudiado sus caso con ellos fuera del país y sin embargo ordenó a su Ministerio de Relaciones Exteriores resolver “ese problema” in situ para lo cual envió a un embajador especial y a su Canciller, posteriormente a conversar con el señor Vicepresidente de Venezuela, quien en su oportunidad también fue asilado político. Al parecer el poder omnímodo hace olvidar muchas cosas, hace olvidar hasta la mortalidad de los cuerpos, pues muchos de esos cerebros ya lo están… La calificación de asilo se dio considerando solamente la información entregada por el gobierno de Venezuela sin considerarse la opinión de los abogados de los perseguidos.

¿Qué hubo detrás de toda esta farsa? – ¿Por qué el gobierno venezolano por boca de uno de sus ministros había anunciado un día antes que los Comisarios no recibirían asilo político? ¿Cuál fue el pobre argumento del gobierno salvadoreño? ¿Pensaron seriamente el significado de su acción, el costo político internacional que su actitud tendrá en el ámbito mundial o solamente pensaron en la factura petrolera del Pacto de San José? Espero que Elías Antonio Saca no termine comiéndose sus bananas él solo…

La Telecorporación Salvadoreña, que es la empresa televisiva más importante de esa nación bananera, dijo al respecto: “el apoyo que podría conceder el presidente Chávez a la candidatura a la Secretaría General de la OEA de El Salvador y, además, los intereses petroleros” fueron los asuntos que contribuyeron a la descabellada decisión de Saca.

Es necesario recordar que del 80 mil barriles diarios que destina Venezuela a Centro América, El Salvador recibe más o menos unos nueve mil, los cuales nos son cancelados con compras de productos venezolanos, en parte, y el resto pagado cuando se puede… En otras palabras, Forero y Vivas no deberían de dejar de estar orgullosos pues sus vidas valen millones de dólares, y no meros 250 millones de bolívares como la vida del general González González, quien obviamente se deberá sentir de ahora en adelante muy devaluado, por culpa de dos policías…

Hace tres milenios se usaban las monedas de plata, para vender al prójimo, para asesinar al hermano. Hoy se usa el petróleo y el voto. ¿Qué ha cambiado? Judas terminó ahorcándose en una mata de olivos…¿Dónde se ahorcará el presidente salvadoreño Elías Antonio Saca? – ¿Lo hará en el árbol de la ignominia, de la vergüenza o del caradurismo político?

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar