Opinión Internacional

La era de hielo

Noticias recientes parecen confirmar que si las cosas continúan como van en nuestro mundo, es cuestión de poco tiempo -nuestra generación, quizá la próxima- para que la mayoría de las conflagraciones mundiales quede en el pasado. Quizá, incluso, el atávico conflicto entre radicales sunitas y chiitas que existe desde la misma fundación del islam, en el siglo 7, hoy en abierta guerra en diferentes escenarios del mundo, con las sucursales de la sunita Al Qaeda y del régimen chiita de Irán, culmine en cuestión de pocos años.

¿Buenas noticias? Deberían serlas, porque imaginar un mundo sin candidatos a salvar al mundo en el nombre de religiones, de la libertad, de la paz, del libre mercado o del comunismo, nos liberaría de todo tipo de caudillos que, en el nombre de nuevos equilibrios de poder o de los padres fundadores de sus credos y patrias, permitirían justamente que ocurra lo que ellos proponen: un planeta con menos guerras, liderado con criterios de sensatez y realismo.

El problema es que lo que plantea este mundo utópico es una catástrofe originada, paradójicamente, por el escaso esfuerzo que se hace por preservar a la Tierra de la negligencia y la explotación, por parte del hombre, en su infinita pequeñez, en un inmenso océano sin tierra firme en donde se pueda afirmar la vida.

A finales de marzo, luego de décadas de advertencia, el glaciar más grande de la Antártica ha comenzado a desprenderse con un bloque de unos 41 km de largo desintegrándose y, de acuerdo con más de cuatro mil oceanógrafos, esta consecuencia del calentamiento global puede hacer desaparecer el Polo Norte para el 2015.

El daño ya está hecho y habrá consecuencias ecológicas y climáticas en años por venir, pero si no detenemos este proceso, pronto no tendremos tierra firme en donde afirmarnos en nuestras opiniones y polémicas, y todo lo bueno y malo del ser humano quedará congelado en un «era». El planeta no puede más con nuestros acaloramientos.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba