Opinión Internacional

La guerra de la Paz en Bolivia

Havelock, NC,USA- En Bolivia, todo ocurre y, al final, “no pasa nada”, solía decir, con gélida serenidad, el presidente Víctor Paz Estenssoro, líder de la revolución nacionalista de1952, que liberó al indio y le otorgó el voto universal. Si no fuera por la Revolución de su partido, el MNR, hoy no existiría un presidente indígena en Bolivia ni un gobierno de política social-populista. Tampoco la capital boliviana o sede del gobierno, seguiría siendo La Paz, impresionante metrópoli enclavada entre macizos andinos, con arquitectura secularmente audaz y urbanismo de cintas de asfalto cimbreantes que desafía topografías y ciertas normas geológicas, seguiría siendo la ciudad del poder político y económico, combinación -Clausevit dixit-, esencial para el liderazgo de una nación desordenada como Bolivia.

Desde que ganó el poder el líder indio-en realidad un “cholo” (nivel del mestizaje mayoritario) del país con pujantes características étnico-folclóricas que son la sustancia de la población boliviana. .

Otras medidas, fueron una muy discutible nacionalización de las minas de estaño y una reforma agraria que dejó secuelas tan positivas, como negativas, la reforma, que alentó el minifundio, nunca levantó la agricultura..

Paz Estenssoro siempre estuvo en el huracán de la vorágine política boliviana. Sus conceptos. Tan fríos como visionarios marcaron el rumbo de la historia contemporánea boliviana. Y así como encabezó una revolución, motorizó el retorno al capitalismo crudo, por la puerta trasera y a tono con los tiempos globales.

Lamentablemente, VPE no tuvo digna o descollante descendencia, ni política ni familiar.

Durante los más de 200 años de precaria republiqueta, La Paz se mantuvo inequívocamente como principal ciudad boliviana y sede de los poderes ejecutivo y legislativo. Desde que Evo Morales está en el poder, muchos rumores han corrido, desde la desaparición de Bolivia, hasta el traslado de la capital a Sucre, bella-pero adormecida-, ciudad del sureste del país, donde se declaró la independencia de la republica en1825 fundada por los libertadores venezolanos Simón Bolívar y Antonio José de Sucre, después de la derrota definitiva de las fuerzas realistas de España.

En esta vocinglera inestabilidad del gobierno de Morales -digitada por intereses internos y externos y por la propia incompetencia-, La Paz y su estoica población, que es muy diversa y demuestra el espíritu metropolitano de las grandes ciudades, las muchedumbres solitarias, se mantuvo incólume, mientras bullían las precarias demandas de quitarle la capitalidad.

La ciudad-y su población , están , nuevamente haciéndose valer, demostrando su liderazgo y, en esto, el presidente Morales ha sido cauto y, en última histórica instancia, solidario.

Dos figuras han surgido representando dignamente a La Paz, el alcalde, Juan del Granado-,mejor conocido como Juan sin miedo. Y el prefecto (equivalente a gobernador provincial) José Luís Paredes . Bolivia está políticamente dividida en nueve departamentos o provincias.

Hoy se habla en La Paz de enormes proyectos económicos, desde la exploración de hidrocarburos, la construcción de represas, al turismo de aventura o el florecimiento de microempresas en los alrededores de la ciudad, que crece también hacia arriba, pues tiene su destacada línea de rascacielos. Es un plan general muy a lo siglo 21. Paredes, de una familia de vieja estirpe paceña, está a la cabeza de este impulso. La paz, por su propio peso, sigue siendo la verdadera capital de Bolivia/BIPColumna global por ted cordova-claure/Corresponsal en USA
RENUNCIA DE KARL ROVE

GRAN PERDIDA PARA BUSH

(%=Image(3646946,»L»)%) Havelock, NC-USA-Mitad Maquiavelo, Mitad Richelieu, Karl Rove, la eminencia gris del presidente George Bush, finalmente renuncio a su cargo y representa la baja política mas importante que ha sufrido el presidente en su accidentada gestión.

La cabeza de Rove era de todos modos pedida por la oposición demócrata y el personaje muy criticado en la prensa por sus manipulaciones desde la Casa Blanca, detrás del sillón del poderoso mandatario de la hiperpotencia.

Rove había sido acusado de difundir secretos de la CIA que no seguían ciegamente la política de Bush para justificar la guerra en Irak. También se le acusaba de promover el despido de jueces estatales que no seguían las directivas políticas pro republicanas emanadas de la Casa Blanca y casualmente ideadas por el mismo. Igualmente, el asesor presidencial se sirvió también de comunistas venales ya obsoletos para difundir sus intrigas políticas

Pero, en esta republica, donde supuestamente debería existir una clara separación del estado y la Iglesia, Rove alimento el mesianismo de Bush, dócil y primitivo, que sirve para alimentar los conflictos con otras fuerzas mesiánicas de la actual globalidad.

El principal asesor del Presidente Bush, Karl Rove, anunció que renunciará a su cargo de subjefe de personal de la Casa Blanca el 31 de agosto. La renuncia de Rove surge mientras se encuentra en el epicentro de varias investigaciones del Congreso. El mes pasado, el Presidente del Comité Judicial del Senado, Patria Leía, lo citó a declarar sobre su participación en la politización del Departamento de Justicia y en la destitución de nueve fiscales estadounidenses. Hasta el momento, Rove ha ignorado la citación y se ha negado a declarar, invocando el privilegio ejecutivo.

Pese a su siniestra influencia, Rove, con «rostro de bebe» mostraba un espíritu jovial y en una cena de periodistas, sorprendió a los periodistas bailando alegremente una mezcla defox trot con rap. O ese a sus esfuerzos por parecer simpático ya la obvia protección presidencial. Hace tiempo, este perseguidor de intelectuales, políticos y jueces que no estaban con Bush, tenía los días contados.

Dos semanas atrás, Rove no asistió a una audiencia del Congreso sobre el supuesto uso indebido de colaboradores de la Casa Blanca de cuentas de correo electrónico del Comité Nacional Republicano. Rove le dijo al Wall Street Journal que renunciará para pasar más tiempo con su familia. Durante los últimos diecinueve años ha trabajado como el asesor político más cercano de George W. Bush, primero en Texas y luego en Washington. Durante este tiempo se ganó el apodo de “el Cerebro de Bush”. Enel fondo era un «baby face» con mentalidad de Gestapo. Toda una incongruencia para estos tiempos de apertura global.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba