Opinión Internacional

La Ley de Medios de Cristina Kirchner

Un nuevo capítulo cargado de polémicas ensombrece la historia de la República Argentina, esta vez en lo referente a los medios de comunicación. La presidenta Cristina Fernández de Kirchner promulgo una polémica ley que fue objeto de una durísima batalla en el senado de la República y que finalmente fue aprobada luego de una maratónica sesión de 20 horas y en la cual misteriosamente un grupo de senadores opositores decidió dar su apoyo al controversial proyecto.

Este instrumento legal asesta un fuerte golpe a la libertad de expresión y prácticamente da manos libres al estado argentino para ejercer un control a discreción sobre los medios de comunicación y el contenido de las informaciones. La mayor parte de las criticas y objeciones se centran en el artículo 161 que obliga a las empresas radiales y televisivas a ceder en un plazo de un año todas aquella licencias que superen el límite de diez, previsto por la nueva legislación, Además se establece un nuevo proceso de adjudicación de las licencias reservando un tercio de las mismas para el sector público y otra tercera parte que iría a dar a manos de entes sin fines de lucro (sindicatos, entes de difusión cultural, fundaciones, universidades, iglesias), correspondiendo por descarte al sector privado el último tercio de las licencias. También se impide a los canales de Tv por suscripción tener un canal de señal abierta.

El Kirchnerismo ha hecho una jugada maestra al lograr que esta ley superase la barrera del Senado. Además de otorgar al estado la posibilidad de administrar a su antojo la adjudicación de las concesiones de Radio y Tv, da un golpe muy fuerte al principal grupo mediático del país sureño: El Grupo Clarín, conocido por su férrea oposición a las Administraciones de la llamada “Era K” y propietario de diversas empresas de comunicación, entre ellas el Diario Clarín (acaso el principal medio de comunicación impreso del país), El Canal 13 de televisión (manejado y comercializado a través de la empresa Artear) los canales de Tv por suscripción TN, Volver y Metro, sin contar la cantidad de empresas comercializadoras de internet, productoras y demás que pertenecen a este gigantesco emporio.

Los senadores de la oposición que no apoyaron el proyecto, entre ellos la disidente Sonia Escudero, advierten que esta ley será objeto de una gran cantidad de juicios por parte de los emporios comunicacionales afectados, los cuales alegaran violación de los derechos adquiridos, por otra parte, pesa el hecho que el gobierno anterior (presidido por Néstor Kirchner, esposo de la actual mandataria) renovó por medio de un decreto especial, todas las concesiones por un periodo de 10 años.

No le será tan fácil a la administración de la actual presidenta de la República Argentina llevar adelante este instrumento de dudosa validez, en un estado donde aun el gobierno de tendencia totalitaria no ha logrado controlar al poder judicial. La batalla promete ser larga y reñida.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba