Opinión Internacional

La madre de todas las marchas

El pueblo colombiano se ha merecido un record Guiness con la marcha del pasado lunes 4 de Febrero, no sólo por lo cuantitativo: rompió records mundiales de participación; sino por lo cualitativo, en mis ya casi 46 años de vida, no conozco el caso de una marcha mundial simultánea. Pero lo más importante es el record cualitativo: la marcha representó la unanimidad de la opinión pública mundial en el rechazo a las FARC.

Si los colombianos que marcharon asocian automáticamente rechazo a las FARC con respaldo a Uribe, puede ser cuestión de debate, aunque en mi parecer sería algo así como la bizantina discusión del sexo de los Ángeles, pues el 80% de popularidad de Uribe, pareciera demostrar que ello es así.

Colateralmente, es indudable que esa apreciación paradójicamente la incentivó el Polo al no querer marchar con el pueblo colombiano, y llamar a una “concentración” ( ¿será que tienen el síndrome de ser presos de los campos de concentración de la FARC?). El Polo no es que ¿involuntariamente? se alió a las FARC y su portavoz Chávez, sino que desperdició la oportunidad de captar un grueso electorado que como dice Mockus (¿fascista?) siente indignación por las FARC, sino que si había alguna duda al respecto: “ ¡uribizaron el sentimiento anti FARC¡” (Pardo, Rodrigo: “Este Polo No Marcha”, Cambio Feb 7,2008, p 82).

La reflexión sobre la marcha va más allá del ámbito colombiano, y es que la juventud latinoamericana es el motor de un nuevo viraje político, y éste está claramente “moviéndose hacia la derecha y apoyando líderes y decisiones que responden a un ideario de ese lado del espectro político” ( Acevedo, José: “ La Fuerza Joven” Cambio, Feb 7, 2008, p 21)

No podía ser menos que eso, pues frente, y refiriéndome al caso colombo-venezolano, cuando Chávez pide el estatuto de beligerancia para las FARC, y Piedad Córdoba señala la millonaria marcha mundial como “ una expresión de odio y racismo que debe resbalarnos”, que pueden ser los jóvenes colombianos más que uribistas.

Es algo deplorable “SE ACABÓ LA IZQUIERDA” ( María Isabel Rueda, Semana, Feb. 11, 2008). Y sí, esa bella ( por foto, lamentablemente no la conozco personalmente), abre la llaga del Polo, al no marchar con el pueblo colombiano, los desnudó ideológicamente, que en pocas palabras yo interpreto, así no estén lo están, con las FARC.

Que lastima para figuras como Peñaloza, Garzón y sobre todo Maria Emma (¿ Alguien me puede explicar que hace la Cancillera neoliberal de Gaviria en el Polo?), no poder aglutinar ese espacio de izquierda democrática que tanto hace falta en Colombia, pues respecto a Petro , tengo mis dudas, las cuales les explicaré, Dios mediante, en el próximo artículo.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba