Opinión Internacional

La mentira nuclear

En reservas petroleras, Irán sigue en importancia a Arabia Saudi. Además, después de Rusia, la antigua Persia cuenta con las segundas reservas de gas más grandes del planeta. Adicionalmente tiene probablemente la red de oleoductos más importante. Tiene entrada directa al Mar Caspio, al Golfo Pérsico y al Golfo de Omán, está al lado de Turquía, país por el que tiene acceso directo al Mar Mediterráneo.

Es una nación compleja, con un régimen político que mezcla la democracia y la teocracia, siendo su jefe máximo un Ayatolá y debajo de éste un presidente electo por el pueblo.

Mahmoud Ahmadinejad, antiguo alcalde de Teherán, desde agosto de 2005 detenta la cabeza del poder ejecutivo iraní y todo parece indicar que no pretende pasar desapercibido por la historia.

Como se sabe, su vecino Afganistán hasta hace poco estuvo en el ojo del huracán, por ser madriguera de Osama Bin Laden. Su otro vecino, Irak, se encuentra en plena guerra civil, entre facciones kurdas, Shiitas y Sunitas que no parecen querer convivir entre ellas, máxime con la presencia de las tropas estadounidenses que persiguen infructuosamente lograr lo mismo que en Afganistán: elecciones libres y democráticas.

Enriqueciendo Uranio, tal y como afirmó haberlo hecho la semana pasada, Mahmoud decide irritar al mundo, especialmente a Israel.

No es casual que esta acción de “soberanía” se lleve a cabo en momentos tan delicados.

En juego está mucho más que la posibilidad de tener a un país fundamentalista con armas nucleares.

El tema principal es el petróleo, el dominio sobre el mismo y, muy especialmente, los obscuros intereses económicos y políticos que se esconden detrás de su velo.

Rechazar la propuesta de Rusia de trabajar el Uranio en su territorio, fue una clara demostración de voluntad de poder. China tiene que bajar la cabeza, no puede permitirse el lujo de perder a Irán como suplidor preferido de petróleo. Rusia, por su parte, en medio de negociaciones delicadas para establecer límites soberanos sobre las reservas del Caspio, también tiene que ser maestra en el arte de la diplomacia. Por su parte, Mahmoud sabe perfectamente bien que toda la izquierda bobalicona y no tan bobalicona le apoya en lo que aparenta ser una simple defensa del derecho a la autonomía política y la soberanía nacional.

La izquierda se une a cualquier causa que pueda perjudicar a EEUU, mientras en la sombra capitaliza de los conflictos, recibiendo enormes sumas de dinero. Y este es precisamente el punto que debe considerarse en esta ecuación, el dinero.

Según Joseph Stiglitz, Irak le ha costado a EEUU dos billones de dólares. Los soldados norteamericanos mueren a diario y no parece haber solución a corto plazo.

La guerra en Irak ha presionado al alza los precios del petróleo. Estos precios altos, permiten que los petroestados como Irán mantengan un nivel de gastos internos que hace de sus políticos aparentes ídolos populares. Gastan a manos llenas e incrementan el radio de influencia de sus particulares intereses.

El precio del petróleo alto, le permite a Irán un poder de negociación superior frente a sus clientes, como China. Esto le gana apoyos cruciales para extender su liderazgo en la zona del Caspio y en Turquía.

Mahmoud sabe que la amenaza nuclear es la llave que coloca a Irán, y a su persona, en el centro del mundo. Provoca que la comunidad internacional se oponga a un nuevo ataque estadounidense. Irritando al gobierno de EEUU, Mahmoud busca alianzas con buena parte del mundo y las consigue.

Todos contra EEUU es la premisa. Políticamente se logra que Bush siga bajando en las encuestas y se incrementan las posibilidades de que un gobierno Demócrata le suceda. Con esta sucesión, el Medio Oriente saldría de la órbita bélica de EEUU y los fundamentalistas recobrarían mayor radio de influencia real en dicha zona y en buena parte de Eurasia, de la mano de intereses europeos y asiáticos que persiguen el control económico de estos territorios.

Hay señores apostando a la guerra, muy especialmente dentro de los EEUU, escenario que puede ser muy rentable para algunos. Pero lo fundamental es prolongar el nivel actual de precios petroleros y que éstos puedan modificarse a voluntad, con una simple planificación especulativa. Por esto, la posición de Mahmoud no es casualidad, es producto de un plan económico y geopolítico preconcebido.

Otros también han sabido sacar frutos jugosos de esta historia.

Fidel Castro revivió su régimen tiránico y su dominio sobre zonas importantes de Latinoamérica.

Usando los dólares del petróleo venezolano, Castro mueve sus hilos para penetrar la región y desestabilizar a EEUU. El tema nuclear de Irán viene como anillo al dedo.

Castro giró instrucciones a su agente de la suerte, quien ocupa la presidencia de Venezuela, para que respalde públicamente a Mahmoud y se ofrezca como aliado incondicional del presidente Iraní.

Teniendo estos países las reservas petroleras más grandes del mundo, la alianza Venezuela – Irán, genera en los mercados financieros un nuevo elemento para la especulación bursátil.

Chocando con el gobierno de EEUU, hay más especulación en los mercados y Venezuela llena sus arcas de petrodólares, Castro fortalece su régimen y la izquierda trasnochada se expande como las termitas por toda América.

Como dijimos, muchos dentro EEUU ganan dividendos con todo esto.

El partido Demócrata se acerca más a Casa Blanca, los Administradores de Fondos de Inversiones controlan, gracias a la especulación, al principal negocio del mundo, algunas empresas con intereses en las regiones conflictivas incrementan sus monopolios de mercados, los progresos de las empresas que desarrollan Energías Alternativas se aceleran, lo que beneficia a su dueños desde el corto plazo y a los países industrializados, incluyendo EEUU, en el mediano plazo, independizándolos de los petroestados, y, por si esto fuera poco, la alianza de EEUU con Israel se fortalece sin generar conflicto con Palestina, lo que celebran muchos magnates en Nueva York. Como ven, Mahmoud Ahmadinejad es oportuno para mucha gente.

Por estos lados, Castro entendió el juego y, como hábil zorro que es, giró instrucciones a su principal marioneta para que vocifere su apoyo a Irán y mantenga los golpes a la espinilla del gobierno de Bush.

El Comandante venezolano vive en una euforia de ensueño.

¿Sabrá este señor lo que hay detrás de la manipulación a la que es sometido por Castro? ¿Sabrán sus seguidores antiyanqui el favor que le hace su manipulado jefe a los magnates del poder mundial? ¿Hasta cuándo les será útil el Comandante?
A veces, la realidad no es lo que aparenta. Pero algunos, no se dan cuenta.

Grupo PETROLEO YV
(%=Link(«http://www.petroleoyv.com»,»Petróleo YV»)%)

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba