Opinión Internacional

La ONU en entredicho

Soy de los que piensan, que la ONU debe revisarse profunda y rápidamente, para ajustar su rol, propósitos y responsabilidades a los retos actuales del conglomerado mundial de poblaciones y naciones que desean vivir en paz, con justicia en libertad y en progreso.

No es posible que se dé más importancia al uso de armas químicas por el gobierno en Siria, que han producido unos pocos miles de muertes, al genocidio de cientos de miles de muertos y millones de desplazados a otros países que ha ocasionado la guerra civil, como causa de la inconformidad y las protestas del pueblo mayoritario, contra la dictadura sanguinaria de más de 30 años que existe en ese país.

Es incompresible que EE.UU esté pensando en castigar a Siria por el uso de armas químicas contra la población, y voltea la mirada, mientras el gobierno sirio masacra a su pueblo usando armas convencionales, aportadas por Rusia y posiblemente por China, países estos que apoyan a la dictadura siria y se oponen a que ésta sea derrocada militarmente por la ONU.

La creación de la ONU fue la consecuencia de la necesidad de crear una organización mundial de naciones que velara por la seguridad mundial, que ayudara a los países más pobres, que evitara las violaciones de los derechos humanos, que ayudara al bienestar de los pueblos, que buscara el equilibrio mundial y que contribuyera a dirimir discordias mayores entre las naciones.

Desde entonces ha habido genocidios atendidos tardíamente, continúan las guerras, se han permitido injusticias humanas intolerables, se han seguido produciendo los genocidios, se protege o tolera a dictaduras, la pobreza aumenta, la corrupción prolifera, crecen los antivalores, y los conflictos entre naciones persisten y se agravan. A pesar de las estadísticas que se generan en la ONU, la situación social, política y económica del mundo pareciera ser más crítica cada día.

Se habla del fracaso de la lucha contra el narcotráfico, y hasta se piensa en facilitar el consumo legal de drogas mortales para la humanidad con la excusa de este supuesto fracaso, en lugar de intentar soluciones que sean más efectivas en la lucha contra este flagelo. La criminalidad organizada aumenta a pesar de las variadas organizaciones de la ONU que trabajan para combatirla, las familias se debilitan y decrecen.

Los gobiernos picaros, forajidos, y/o dictaduras; engañan descarada y constantemente a la ONU enviándoles estadísticas falsas, que esta luego utiliza para premiarlos por su gran gestión, tal es el caso de los reconocimientos hechos por la ONU a Cuba y a Venezuela por supuestamente de reducir la pobreza, cuando la realidad a la vista del mundo es otra muy diferente al mostrada en esos informes forjados. Pareciera que el comunismo anda suelto y activo dentro de la ONU.

Mientras no exista justicia, se sigan violando derechos humanos, continúen las guerras, se acepte, proteja o se ignore a dictaduras de cualquier signo, y aumente la criminalidad; la ONU continuará en deuda con el mundo. Es hora de cambiar sustancialmente el rol y propósitos de la ONU, cuyos lemas en mi opinión deberían ser: PAZ, JUSTICIA, LIBERTAD, DIGNIDAD Y PROGRESO.

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba