Opinión Internacional

La otra guerra de Elián: las imágenes

(%=Image(2345105,»R»)%)Después del espectacular “rescate” o “secuestro” armado del niño Elián González de brazos de sus parientes en Miami, y de la posterior entrega a su padre en Washington se ha desrrollado una verdadera guerra de imágenes en los medios de comunicación.

(%=Image(9808118,»L»)%)A partir del momento del violento ingreso de los oficiales del servicio de inmigración de los Estados Unidos en la casa donde se refugiaba el pequeño “balserito” de la discordia comenzó a circular la primera imagen. Un oficial ataviado con casco, chaleco antibalas, lentes y, lo que era más espectacular para los medios, con una “subametralladora” semiautomática apuntando a la humanidad del pescador que retenía a un asustado niño Elián en sus manos. La foto le dio la vuelta a nuestro globalizado mundo. La comunidad cubanoamericana de Miami estallaba en ira al sentirse nuevamente derrotada; barricadas detenían el tráfico en las calles, cual Comuna parisina decimonónica.

Los comunidad cubana usaba la foto como supuesta demostración de la brutalidad del gobierno estadounidense. Argumentaban entre otras cosas que el arma del oficial apuntaba directamente al cuerpo asustado de Elián y no al pescador. La respuesta oficial no se hizo esperar, Janet Reno contestó llamando a una visión más “objetiva” de la polémica imagen, el arma no estaba “montada” para disparar, el dedo no estaba en el gatillo, y el letal instrumento no apuntaba al niño sino al pescador.

(%=Image(7201474,»R»)%)Luego la tormenta arreció, el poderoso lobby cubano de Miami y un senador republicano, en evidente campaña electoral, acusaban al gobierno de Clinton de autoritarismo. Los medios de comunicación deliraban por la guerra de imágenes que comenzó con el “oficial en armas”.

(%=Image(6338086,»L»)%)Otras fotos comenzaron a recorrer las televisoras, la prensa y, cómo no, la Red de redes. La reunión de Elián con su padre Juan Miguel González fue una oportunidad de oro para una contraofensiva visual. Un niño sonriente jugando con su padre y con su pequeño hermano, inocente de la tormenta que parece arrastrar los alrededores. El mismo niño Elián posa igualmente sonriente para una foto familiar junto a su padre y a su hermano. La acusación de un truculento “montaje” infantil por parte de los cubanoamericanos de Miami contra el gobierno de Clinton no se hizo esperar.

Pero la guerra de imágenes del niño «balsero» junto a su progenitor “revolucionario” seguiría. Una salida inocente de una familia al parque jamás tuvo tanto centrimetraje en la prensa y tanta cobertura en la televisión.

(%=Image(1712155,»R»)%)El niño tomando jugo de naranja en una mesa casera junto a su padre es una menudencia cotidiana que generalmente es despreciada por todo medio que se precie de “global” y “globalizante”, pero no Elián, no el “pobre-niño-balsero-con-papá-castrista-en-Washington”… La guerra continuará… El espectáculo ¿debe continuar?

(%=Image(4406552,»C»)%)
(%=Image(1321729,»C»)%)
(%=Image(7193921,»C»)%)
(%=Image(8178022,»C»)%)
(%=Image(3301603,»C»)%)
Ver Roberto Hernández Montoya, (%=Link(«/bitblioteca/roberto/elian2.asp»,»Una foto de Elián vale más que mil palabras»)%)

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba