Opinión Internacional

¿La última Cumbre?

Distintas razones permitían presagiar que ello era posible de alcanzar. Veamos: más del 30% de lasimportaciones de energía de EEUU provienen de nuestra región; más del 50% de la población extranjeraresidente en ese país es de origen latinoamericano y ello significa una importante contribución y participación en la fuerza de trabajo norteamericana; además, representan el 15% de la población total y un 7,4% del electorado habilitado para votar, en las elecciones del año 2008 el voto latino fue una importante contribución al triunfo del presidente Obama, 67% de ese electorado votó a su favor.

Por otra parte, adquirimos la quinta parte del total exportado por EEUU; hoy por hoy, con algunas dolorosas excepciones, estamos mejor posicionados para aspirar a una relación menos asimétrica y más estable y equilibrada con aquel país: democracias consolidadas, celebración periódica de elecciones para el cambio pacífico de gobiernos, clima político y social más propicio para las actividades económicas, mayor responsabilidad fiscal, Bancos Centrales autónomos focalizados en controlar la inflación, fuentes propias de financiamiento para el desarrollo, alta capacidad de captar flujos de inversión extranjera, amplia y variada dotación de recursos naturales, entre otros aspectos.

Por su parte los tradicionales paradigmas del relacionamiento de Estados Unidos con América Latina,paulatinamente han venido evolucionando de forma importante no solo por la emergencia de nuevos actores en el concierto internacional que le disputan la hegemonía global, sino fundamentalmente por causas atribuibles a los cambios internos que se están operando en ese país.

La magnitud de los problemas que experimenta, tales como dependencia energética, prevención del cambio climático, manejo adecuado y consensuado de losproblemas migratorios, combate a las redes del crimen organizado, terrorismo y narcotráfico, la recuperación del liderazgo global y regional, la expansión de su crecimiento económico, el control del uso de la energía nuclear con fines pacíficos, así como el control de las amenazas contra su seguridad, son retos superiores a su capacidad individual para resolverlos.

Ello lo ha llevado a establecer una nueva visión estratégica, basada en la reducción del presupuesto militar, y a tratar de solucionar los conflictos por vía de la negociación con el concurso de las instituciones internacionales creadas para tales efectos.

Objetivamente existen suficientes elementos para establecer programas de cooperación económica y tecnológica, inversiones, transparente acceso al mercado del Norte. No obstante, los resultados de la Cumbre parecieran indicar que una vez más, ambas partes han desperdiciado una magnífica oportunidad.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba