Opinión Internacional

La visita de la Internacional Socialista

Esta semana representantes de la Internacional Socialista llegaron a Venezuela a sostener una serie de reuniones con instituciones que van desde la Iglesia, hasta el gobierno, pasando por los partidos políticos y las ONG. Los partidos venezolanos afiliados a esta organización denunciaron en marzo de 2009 la situación del país y se resolvió enviar una misión para revisar “una multiplicidad de denuncias sobre situaciones violatorias del estado de derecho y acciones de hostigamiento político por parte de la autoridad».

Llegan al país justo cuando la revolución acaba de arremeter contra la propiedad privada, tanto por la expropiación de Éxito como por la nueva ley de defensa del consumidor, que consagra la expropiación de todo tipo de bienes sin una declaratoria previa de utilidad pública, violando la Constitución y el derecho a propiedad. Llegan cuando se hace evidente el ventajismo del gobierno en el CNE, con el nombramiento de dos de sus militantes, la nueva ley electoral que sepulta la representación proporcional prevista en la Constitución, y la reciente redistribución de los votantes en los circuitos dominados por la oposición para debilitarla, además de temas como el registro electoral y la transparencia del sistema automatizado. Sin duda verán como las autoridades elegidas por la oposición han sido expropiadas de competencias, presupuestos y atacadas políticamente, caso de la Alcaldía Mayor de Caracas y de la Gobernación del Táchira. Así como las violaciones a los derechos humanos, documentadas internacionalmente, y lo que es más grave, el control de todos los poderes del Estado y la hegemonía comunicacional.

Pero lo que más les debe preocupar es conseguirse a una Venezuela al borde de una crisis de grandes proporciones, producida por la incompetencia de un gobierno que está llevando al país a la ruina, literalmente hablando. No es que no hayan entrado y entren chorros de dólares sino que la corrupción, el robo, la regaladora, y la crasa ineficiencia gubernamental a provocado un grave deterioro de la infraestructura. La crisis eléctrica y de suministro de agua es prueba de esto. Esta caótica situación, que le ha golpeado más que la falta de libertades acelerando el derrumbe de su popularidad, presagia una gran crisis política que no podrá manejar democráticamente. Sobre este escenario es necesario que ellos se pronuncien pues, se espera que frente a una derrota, un zarpazo de Chávez pueda cercenar las últimas libertades que aún poseemos los venezolanos.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba