Opinión Internacional

Las democracias latinoamericanas

Por lo que uno lee y observa, pareciera ser que existen diferentes formas de interpretar a las democracias en Latinoamérica. Los que somos testigos de que países como Cuba, donde ha existido una sangrienta y férrea dictadura de cerca de 50 años, se autodenominan democráticos, y son tratados como tales por algunos países latinoamericanos, quedamos alarmados por tal apoyo, y confundidos con la interpretación que estos factores fanáticos dan al termino de democracia.

Ante el incremento en Suramérica de países con gobiernos socialistas, algunos de los cuales se están prácticamente convirtiendo en dictaduras comunistas abiertas, tales son los casos de Bolivia, Nicaragua y Venezuela, seguidos muy de cerca con algunos intentos por el gobierno argentino de los Kirchner, nos preguntamos: ¿Es que acaso el concepto de democracia se está cambiando, o dividiendo?
Lo más sorprendente de todo esto, es la pasividad, complicidad y vista gorda de la OEA, en especial de su secretario general, Miguel Insulsa, ante este grave avance del comunismo en Latinoamérica, disfrazado con visos de democracia progresista, auspiciado por el grupo ultra izquierdista del Foro de Sao Paulo. No menos irresponsable es la posición de las NU, quienes brillan por su ausencia ante tanto atropello, violaciones y abuso de poder de los “reyezuelos” latinoamericanos.

En idéntico rol de complicidad y vista gorda, ante la conductas antidemocráticas de los gobiernos señalados, se comporta UNASUR, entre otras organizaciones políticas latinoamericanas, creada “fundamentalmente” para una alianza de defensa militar unida, con el argumento de prepararse para defenderse como una sola nación de una posible agresión de potencias extranjeras poderosas, que deducimos, una pudiera ser la de los Estados Unidos de Norteamérica (miembro de la OEA), según lo que ha vendido el presidente venezolano a los demás presidentes alcahuetes que le oyen, le creen y le apoyan.

Con la ayuda del poder económico de Venezuela, basado en la renta petrolera, a la entera disposición del proyecto político comunista dirigido por Hugo Chávez, bajo la guía y asesoría maquiavélica de Fidel Castro, este tipo de socialismo comunista, ha hecho grandes avances en Latinoamérica, y ha logrado penetrar en los sectores mas pobres de la región, gracias a un bien organizado plan de penetración; basado en el populismo, la demagogia, la ignorancia y atraso intelectual de estos grupos, a quienes se les compra la conciencia y se les cierra la boca con un pequeño mendrugo de pan, y con alguna que otra consigna antiimperialista pegajosa.

Este cuadro aterrador que se cierne sobre toda Latinoamérica, y que pudiera desembocar en guerras civiles o en genocidios parecidos a los ocurridos en Ruanda, o en la ex Yugoslavia, entre los que recuerdo, debe ser parado de inmediato, o al menos develado y combatido por las naciones que se consideren realmente demócratas, para evitar siga avanzando. En Venezuela y en Bolivia avanzan, a pasos agigantados; y de no hacerse algo al respecto, ahora, toda Latinoamérica llorará de impotencia, y se estará quejando inútilmente, de no haber sabido defender la democracia en estos países, cuando tuvieron la oportunidad de hacerlo.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba